Una vecina de Vilagarcía de Arousa resultó ayer ilesa tras pasarle por encima un tren de Cercanías. La mujer, de 55 años, quedó atrapada entre dos raíles y únicamente sufrió algunos arañazos de carácter leve. El suceso se produjo pasadas las 12.20 horas, cuando, por causas que se investigan, S. G. D. se desplazaba por las vías del tren y quedó tendida en medio de dos raíles. Esta circunstancia facilitó que el tren, que iba en dirección a Vigo, pasase sin producirle daño alguno, a pesar de que el maquinista detuvo su trayectoria, a la altura del colegio de Carril, tras comprobar que había pasado por encima de ella. Tanto el propio maquinista como los efectivos de Protección Civil mostraron su «asombro» al comprobar que, tras lo ocurrido, la mujer se encontraba bien. Aun así, una ambulancia la trasladó hasta el Hospital de O Salnés para ser atendida de contusiones leves.