luces eurovisión
Detalle de una parte del escenario (foto: página oficial de Eurovisión 2005). 20 minutos

Ucrania aprovechará el festival para mostrar su nueva imagen a través de un evento que será “moderno, vibrante y un poco místico”, según sus organizadores.

Una imagen con claras referencias a la revolución naranja que tuvo lugar en el país a raíz de las elecciones de noviembre, en las que se produjo un importante fraude electoral a favor del candidato oficialista, Yanukovich, y en contra del líder de la oposición, Yuschenko.

Entonces, miles de ucranianos tomaron pañuelos y banderas naranjas y salieron a la calle para protestar por el fraude y reclamar otras elecciones verdaderamente democráticas. Incluso la última ganadora de Eurovisión, Ruslana, declaró que se pondría en huelga de hambre si no se repetía el proceso electoral.

Finalmente, el líder opositor venció en la repetición de las elecciones y este año Eurovisión mostrará desde Kiev, la capital del país, “aires de cambio” que se ha producido desde esta victoria.

La luz, protagonista del evento

Para ello, la organización ha querido dotar a la luz de un papel principal. 500 focos fijos y 300 móviles proyectarán haces de luz naranja y verde, principalmente, sobre un escenario que estará dividido en tres zonas, con diferentes niveles.

Además, 140 columnas franquearán a los 39 participantes, que cantarán rodeados de una iluminación que “les hará creer que flotan en el espacio”, según una de las responsables del evento.