Guillermo Weickert Compañía de Danza llega a la Sala A del Teatro Central de Sevilla este viernes 22 de mayo con 'Lirio entre espinas', obra con la que se cierra temporada de este espacio. Este montaje fue una de las representaciones más aplaudidas del pasado Festival Internacional de Danza de Itálica proponiendo una libre interpretación de 'El cantar de los cantares'. Se trata de una manifestación escénica de creación contemporánea "a la altura de compañías extranjeras".

El creador y bailarín Guillermo Weickert, que compagina sus creaciones con colaboraciones con artistas y compañías internacionales como el irlandés Marc Rees, la sueca Ana Johnson, Rubato Tanzcompanie (Berlín) y Dialogue Dance (Rusia) entre otros, cede por primera vez el escenario en una obra propia a otros artistas, una situación ante la que reconoce "ha sentido un poco de envidia y celos", pero "era muy consciente en todo momento que era la posición que requería la producción", asegura en declaraciones a Europa Press.

Así, Weickert destaca que el público que se acerque este viernes al Central se va a encontrar un espectáculo de creación contemporánea "de primera línea", al tiempo que añade que más allá de la danza contemporánea, "hay música creada en directo, un vestuario que arropa la propuesta artística, cante con cantaores de primera línea, unos intérpretes fantásticos en una fusión de todas estas artes con la danza contemporánea como eje fundamental de la creación, a los que se suman elementos teatrales".

De esta manera, en 'Lirio entre espinas' confluyen las voces de los cantaores flamencos y la improvisación vocal de El Niño de Elche y Charo Martín, envueltos en el espacio sonoro generado por el artista experimental Vitor Joaquín, con base en la electrónica, y la interpretación de las bailarinas Iris Heitzinger, Natalia Jiménez y el actor Sandro Pivotti.

Otra de las bazas que destacan en la propuesta escenográfica de 'Lirio entre espinas' es el vestuario de Patricia Buffuna (Premio 2015 'Yo soy moda' Diseño Andaluz), a partir de materiales como el esparto y la paja, así como objetos de nuestra cultura popular que actúan como parte de la propia escenografía, aportando un aire terrenal al conjunto.

Proceso creativo "muy rico e intenso"

'Lirio entre espinas' surge de varias residencias artísticas en Portugal y España. En este sentido, Weickert asegura que este montaje "ha sido afortunado por tener un proceso creativo muy rico e intenso", de hecho, añade, "la máxima inversión que hicimos fue precisamente poder pagar sueldos durante tiempos largos y periodos de trabajo intensivos de residencia artística que precisamente tenían que ver con espacios conventuales o sacros: el Monasterio Espaço Do Tempo en Montemor-o-Novo y la Hermita de San Juan en la Casa de las Artes de Alanís".

En este sentido, y cuestionado sobre si se trata de una excepción en la danza contemporánea en Andalucía, el artista apunta que la "tendencia de todas las creaciones dentro y fuera de nuestras fronteras es cada vez ir creando más bajo la intensidad y concentración que te dan las residencias artísticas".

Aunque, precisa, "lo excepcional en este proyecto ha sido el apoyo decidido del Festival Internacional de Itálica y de Juan Antonio Maesso, que ha permitido que esta residencia se haga en las condiciones óptimas". En ese sentido, manifiesta que ha sido "diferente" al resto de creaciones que se puedan hacer en Andalucía porque "hemos trabajado en las mejores condiciones que una producción de este tipo puede requerir".

En cuanto a su adaptación de un espacio como San Isidoro del Campo al Teatro Central, Weickert asegura que el trabajo "ha sido facilitado" por un tiempo de espera largo para poder estrenar esta versión en sala, ya que "nos ha dado una distancia y objetividad que nos ha ayudado a ir decidiendo cuáles son los elementos que debían retocarse o permanecer intactos".

Esta adaptación a sala tuvo su estreno en Granada (15 y 16 de mayo) y tras las de Sevilla tiene ya previstas otras representaciones en Valencia y Madrid. 'Lirio entre espinas' ha sido reconocida con varios galardones como los Premios Escenarios de Sevilla (2013) y de la Asociación Andaluza de Profesionales de la Danza.

Por último, Weickert reconoce que "es un honor" que este montaje esté programado cerrando una temporada por la que han pasado las compañías de danza de referencia de la escena nacional e internacional. "Para mí es muy potente y emotivo estar con una creación propia; ya había estado como intérprete, en la Sala A de este teatro porque para mí, este espacio ha sido una de mis escuelas fundamentales", concluye.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.