Las organizaciones sindicales del Cuerpo Nacional de Policía SUP, CEP y UFP —que agrupan al 90% del colectivo en la Comunidad gallega— han mostrado su "malestar e indignación" por el "macroperativo" dispuesto de forma "impositiva e intransigente" por el jefe superior de Policía de Galicia, Eusebio Fraguas, para el día de las elecciones del próximo domingo, con el que "se vulnera" su jornada laboral.

En rueda de prensa celebrada en Santiago este miércoles, representantes de estos tres sindicatos han leído un comunicado conjunto en el que se critica el dispositivo previsto para el 24 de mayo que consideran "no justificado" y no adecuado al nivel de plantilla existente en la Comunidad.

En este sentido, critican que los turnos establecidos en los colegios electorales condicionan sus posibilidades de ejercer libremente el voto, ya que habrá casos de agentes destinados a más de 60 kilómetros de su urna y, según ha expuesto el secretario xeral de la Confederación Española de Policía (CEP) en Galicia, José Manuel Juncal, "premian que no se vaya a votar" con "un día libre".

El caso es que en los anteriores comicios celebrados en Galicia los agentes realizaban turnos de ocho horas dinámicos en los que se acudía a los colegios al inicio y cierre de las urnas, pero el operativo para el domingo establece "puntos de servicio fijo durante toda la jornada", el cual "en la mayoría de los casos excedería las 14 horas de servicio", mientras que antes era voluntario y ahora "obligatorio".

"No entendemos que la Dirección General de Policía quiere retrotraernos a aquellos tiempos donde en cada colegio había apostado un policía en posición de firme y con el barbuquejo calado", sentencian.

Responsabilizan al jefe superior de la policía de galicia

Una cuestión de la que se responsabiliza directamente al jefe superior de Policía de Galicia al obedecer a "rajatabla" una instrucción de la Dirección Adjunta Operativa de la Dirección General de la Policía, que ven solo apta para plantillas "grandes" como la de Madrid, pero que en otras autonomías se aplica con flexibilidad, según explica el secretario xeral del Sindicato Unificado de Policía (SUP) en la Comunidad, Roberto González.

Así, acusan a Eusebio Fraguas de que "ha impuesto su criterio de manera incondicional, aún a sabiendas de que en ciertos lugares era imposible realizar el servicio bajo los criterios que él mismo había establecido y sin conceder un margen de maniobra a los respectivos jefes de las distintas plantillas".

De tal forma, exponen que la propia circular establece que en los colegios electorales haya al menos dos agentes, un mandato que "resulta imposible cumplir" en casos como el de Ourense, que "tiene asignados 66 colegios y tan solo cuenta con 94 funcionarios operativos".

Aunque apuntan que se dará unas cuatro horas a los agentes para ir a votar y comer, pero critican que la jornada electoral afecta también a "la conciliación familiar y laboral" de los policías, de forma que ha creado "un malestar tremendo".

Un día sin apenas incidentes:

"aquí no es la guerra"

En este sentido, el secretario xeral de la Unión Federal de Policía (UFP), Miguel González, ha recordado que el dispositivo es todavía más desproporcionado si se tiene en cuenta que en la Comunidad gallega apenas hay incidentes en la jornada electoral, pues "aquí no es la guerra" ni "hay ninguna historia rara". De hecho, apunta que lo más grave que suele suceder es ir a buscar a un presidente de mesa que "se haya quedado dormido".

Por ello, creen que el nivel de excesiva presencia que habrá en los colegios electorales del Galicia el domingo "proyectará una imagen represiva" de la Policía, lo cual hará que los ciudadanos se pregunten "qué pasa" para que haya tantos agentes.

Sin respuesta del delegado del gobierno y protesta

En esta línea, identifican "un agravio" entre jornadas en diferentes puntos, puesto que mientras algunos policías harán servicios de ocho horas en otros casos "se ven forzados" a turnos de 14 horas, mientras "no se respeta el descanso mínimo".

Por todo ello, tras una "infructuosa" reunión con el jefe superior en Galicia el pasado 15 de mayo sindicatos policiales cursaron un escrito al delegado del Gobierno en la Comunidad para instarle a mediar en este conflicto para "garantizar los derechos laborales" pero no ha habido respuesta.

Finalmente, Roberto González ha avisado de que ya son muchos los agentes que han mostrado su intención de que "como señal de protesta" por este trato "no van a ir a votar" el domingo.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.