EUPV ha asegurado este miércoles que las últimas grabaciones difundidas sobre presuntas comisiones por la construcción y explotación del auditorio de La Rambleta en Valencia suponen "un nuevo capítulo" que demuestra que el PP está "podrido de corrupción hasta las entrañas" y al respecto ha reclamado al presidente de la Generalitat y del PPCV, Alberto Fabra, que cumpla con sus líneas rojas y destituya a la candidata a la alcaldía y número dos en la lista autonómica por la provincia de Valencia, Rita Barberá.

Así, lo han señalado en rueda de prensa el candidato de EUPV a la Presidencia de la Generalitat, Ignacio Blanco, la diputada provincial Rosa Pérez Garijo, el candidato de la formación a la alcaldía de Valencia, Amadeu Sanchis, y la concejala Rosa Albert, en la que han explicado, tras las grabaciones difundidas por la cadena SER sobre la construcción de este espacio, que el expediente sobre La Rambleta —que supuso 14 millones que asumió la empresa por la construcción mientras que el Ayuntamiento paga un canon de más de 60 millones por la explotación anual por 20 años—, lo han incorporado a la denuncia que presentaron ante Fiscalía dentro del 'caso Imelsa'.

Según Albert, el expediente de este concurso de adjudicación de La Rambleta es uno de los que ya han aportado a esta denuncia junto a los de limpieza y conservación de los puentes de Serrano y de Trinidad, de las Torres de Quart, y del varios contratos de la XVI Mostra de València y que son "un fiel reflejo" de lo que se escucha en las grabaciones sobre "el cobro de presuntas comisiones por estas contrataciones" entre la exconcejal de Cultura María José Alcón y el exgerente de Imelsa Marcos Benavent.

Sin embargo, ha señalado que el contrato de La Rambleta es que el que ha tenido ""mayor impacto económico" ya que si todos los anteriores ascendían a cuatro millones, en el caso del contrato del auditorio, el Ayuntamiento debía abonar en una época de crisis 2,3 millones más IVA de canon anual por la explotación de "una infraestructura pagada con el dinero de todos los valencianos" a una empresa que, además, durante estos años ha cambiado de accionariado.

Además, ha informado que la única financiación que recibió la adjudicataria para la construcción de La Rambleta provino de Bancaja y del Instituto Valenciano de Finanzas ya que la única entidad privada a la que acudieron les denegó el crédito.

Al respecto, Ignacio Blanco ha recalcado que se trata de "un capítulo más" que demuestra que este caso es "la mayor trama de corrupción en la Comunitat" y que no " era el caso Imelsa, Rus, Diputación, sino que es el caso del PP".

Explicaciones a fabra

Por ello, ha exigido a Fabra, esta vez "en castellano a ver si antes no lo contestó porque no entendía el valenciano", que diga si pone la mano en el fuego por Barberá y si, como aseguró el pasado mes de abril, "no había visto en su vida a Benavent" cuando "puede conocer esta investigación como mínimo desde septiembre" y "puede haberse reunido en un bar" con el exgerente "y dos personas más". "Pero no contesta y su silencio muy elocuente ", le ha recriminado.

En ese sentido, le ha recordado que el presidente de EEUU Richard Nixon tuvo que dimitir por "haber mentido" al pueblo y ha insistido en preguntar al presidente de los populares valencianos si "ha mentido en Dipugate" en un caso en el que muchos altos responsables "parece que tenían de profesión robar y la política era su tapadera".

En esta línea, ha preguntado al presidente del PP, Mariano Rajoy, que este jueves participan en su mitin central en Valencia, si "sabe lo que tiene aquí". "Esperamos que diga algo", ha reclamado.

Blanco ha confiado en que este domingo los valencianos "voten contra los corruptos y regeneren las instituciones" y exijan responsabilidades políticas porque es una "situación insostenible" en la que también aparecen en las grabaciones "el diputado Gerardo Camps y otros dirigentes como Vicente, Alejandro, presidente y otras personas de la Diputación". Al respecto, ha lamentado que Fabra "sigue sin hacer nada" y sólo "se ha quitado de en medio al que más le molestaba", en referencia a Rus.

Por su parte, Sanchis ha considerado "indecente" que se pague a una empresa por "gestionar algo que hemos pagado todos"" y señalado que "el caso es aún más grave" porque esta privatización "escondía amiguismo y corrupción". "No sólo regalamos dinero sino que está en una trama de corrupción", ha apostillado.

En ese sentido, ha apuntado que ahora se entiende que la exconcejala de Cultura no quisiera pedir explicaciones cuando se destituyó al programador de La Rambleta y dimitió la directora porque "tenía mucho que ocultar".

Consulta aquí más noticias de Valencia.