Trabajador de la construcción
Imagen de archivo de un trabajador del sector de la construcción en España. EFE / ARCHIVO

España fue en marzo el país de la Unión Europea (UE) donde más cayó la producción en la construcción, al registrar un retroceso del 1,4%, según los primeros cálculos de la oficina comunitaria de estadística Eurostat recientemente publicados.

En la eurozona la producción del sector creció un 0,8% en marzo, mientras que el aumento fue del 1,5% en la Unión. Sólo España y Bulgaria (-0,7 %) experimentaron una caída en la producción del sector en mayo.

Los mayores crecimientos tuvieron lugar en Hungría, Rumanía y Reino Unido

En el extremo opuesto, los mayores crecimientos tuvieron lugar en Hungría (6,3%), Rumanía (4,4%) y Reino Unido (3,8%). En el caso de la eurozona, el incremento fue fruto del aumento del 0,3% en la construcción de edificios y de las obras de ingeniería civil (3,2%).

En los Veintiocho, la subida fue el resultado del incremento del 1,1 % en la construcción de edificios y en el ámbito de la ingeniería civil (3,1 %).

Por otra parte, frente al mes de mayo de 2014, la producción en la construcción cayó un 2,7% en la zona euro y un 1,3% en los Veintiocho. En los países de la moneda única el retroceso se debió a la caída en la construcción de edificios (-4,0%), compensada en parte por el aumento en la construcción de ingeniería civil (2,5%).

Por su parte, la bajada en la Unión se produjo por la caída del 2,7% en la construcción de edificios, y pese al incremento de las obras de ingeniería civil (4,7 %).

En el caso de España, el retroceso fue del 8,0%, el mayor de toda la UE, seguido de Francia (-5,3%), y Eslovenia (-4,0%). En el extremo opuesto, las mayores subidas se produjeron en Rumanía (13,3%), Hungría (12,7%) y Holanda (11,5%).