La Fiscalía de Área de Gijón solicita 37 años y 11 meses de prisión, retirada del carné durante 2 años y 6 meses y alejamiento para un conductor ebrio que intentó matar a cinco jóvenes en Gijón, atropellándolos con el coche. La vista oral se celebrará este miércoles, 20 de mayo de 2015, en la Sección Octava de la Audiencia Provincial de Asturias, con sede en Gijón, a las 10.30 horas.

El Ministerio Fiscal sostiene que, sobre las 8.30 horas del día 20 de mayo de 2012, el acusado se encontraba en la calle Mariano Pola, frente a la discoteca Go, en Gijón, y tuvo una discusión con un grupo de jóvenes que le recriminaron el ruido que estaba haciendo, acelerando de forma brusca con su coche.

Una vez finalizada la discusión, el acusado, que tenía sus facultades disminuidas como consecuencia de la previa ingestión alcohólica, abandonó el lugar en el vehículo. En él viajaba como copiloto una mujer.

El coche tomó dirección a Cuatro Caminos, si bien a la altura del Hogar San José realizó un giro de 180 grados y el acusado, guiado con el propósito de acabar con la vida de los cinco jóvenes con los que había discutido previamente, dirigió el vehículo a gran velocidad hacia el lugar en donde se encontraban éstos.

Así, tras esquivar a otro coche que estaba estacionado junto a la acera por la que caminaban los jóvenes, desprevenidos y en dirección opuesta a la que venía en vehículo del acusado, invadió la misma y los embistió por la espalda con gran violencia, hasta el punto de desplazar a dos personas al interior del establecimiento Limpiezas Campa S. L. y golpear lateralmente a otras dos. El quinto joven logró saltar, alertado por un grito, y evitar el impacto directo.

Después de ese primer impactó, el acusado retrocedió con el vehículo y aceleró de nuevo en dirección al lugar donde se hallaban dos jóvenes, colisionando contra el borde del escaparate del establecimiento de limpieza. El acusado avanzó y retrocedió en varias ocasiones sin que lograse penetrar en el interior del local, hasta que, al realizar una maniobra de marcha atrás para coger mayor velocidad e impulso, se detuvo al colisionar contra la parte delantera izquierda de un coche.

En el lugar se personó una dotación policial, que hizo la prueba de alcoholemia al acusado. El test arrojó un resultado de 0,63 mg/l a las 9.22 horas, y de 0,61mg/l a las 9.50 horas.

Los cinco jóvenes sufrieron heridas, así como la mujer que viajaba como copiloto en el coche del acusado. El acusado, que carece de antecedentes penales, estuvo en prisión provisional por esta causa desde el 22 de mayo de 2012 hasta el 18 de septiembre de 2013.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito contra la seguridad vial, en la modalidad de conducción etílica y de cinco delitos intentados de asesinato.

Consulta aquí más noticias de Asturias.