El incendio forestal declarado este viernes en la ribera del Cinca, entre Alcolea y Belver (Huesca), se ha dado por controlado a las 7.00 horas de este domingo. Durante esta noche, un agente de protección de la naturaleza (APN) vigilará la zona. El fuego podría darse por extinguido a lo largo de este lunes.

En principio, el incendio habría afectado a unas 70 hectáreas, en un perímetro de 250 a 280 hectáreas en el que hay distintos focos, según han informado fuentes del Gobierno de Aragón.

El fuego se inició este viernes por la tarde en el municipio oscense de Alcolea, extendiéndose al término municipal de Albalate y, después, llegando hasta Belver. Las fuertes rachas de viento que afectaban a la zona han complicado las labores de extinción. El incendio no ha llegado a afectar a los núcleos urbanos y ha quemado superficie de vegetación de ribera, huerta y chopos.

No obstante, a última hora de la tarde de este viernes se evacuó una vivienda de Albalate, situada a las afueras del núcleo urbano, si bien no ha habido que lamentar daños personales y no hay riesgo para personas y bienes. También tuvo que cortarse la carretera A-1235, entre Alcolea y Albalate, por seguridad, pero la vía se ha podido reabrir al tráfico este sábado.

Este domingo han estado trabajando en la zona una cuadrilla terrestre y una autobomba, que ya se han retirado, por la noche sólo se queda un APN a vigilar la zona.

Por otra parte, efectivos del Servicio de Protección a la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil y agentes de protección de la naturaleza están investigando las causas del incendio. Este sábado, el director general de Gestión Forestal del Ejecutivo autonómico, Roque Vicente, señalaba que podría ser intencionado.

Consulta aquí más noticias de Huesca.