El candidato de Podemos a la Generalitat Valenciana, Antonio Montiel, ha anunciado que creará en las Corts Valencianes el escaño número 100, que recogerá las propuestas de la sociedad civil. "El escaño 100 seréis vosotros y vosotras, para que vigiléis, para que controléis, para que exijáis, para que participéis, para que os hagáis dueños de las instituciones" porque la democracia no puede ser "un artificio sin alma, un trámite administrativo".

Montiel ha manifestado durante un mitin en Torrent (Valencia) que todos los escaños de Podemos en las Corts representarán a la sociedad civil porque ellos no son "políticos profesionales", pero ha defendido que la creación de este escaño ciudadano está inspirada en una recomendación de la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo y fomenta la transparencia y la participación ciudadana.

Con esta medida se tratará de canalizar, por vía parlamentaria, las peticiones solicitadas por parte de la ciudadanía, individual o colectivamente, de forma directa al Parlamento. Además podrán defender sus demandas personalmente ante la Cámara en el escaño añadido.

"Nosotros estaremos en la calle y vosotros estaréis en las instituciones", ha incidido, para resaltar que Podemos "es el partido que va a cerrar el círculo" y hará "una política al servicio del pueblo, porque somos pueblo".

Así, ha incidido ante los presentes: "El cambio sois vosotras y vosotros, nosotros solo somos una herramienta, los carteros de la gente, frente a los mayordomos de los poderosos. Somos los que vamos a enviar la carta de despedida, el finiquito, a todos estos corruptos, a todos estos hipócritas, a todos estos ladrones que han estado usufructuando la Generalitat y otras instituciones durante 20 años".

Montiel ha insistido en que van a "sacar de sus poltronas y de sus despachos oficiales a los que solo nos han visto como mercancía electoral", como a "alguien que se le podía manejar porque solo se le convocaba cada cuatro años". "No quieren que los activistas lleguemos a las instituciones porque saben que a nosotros no nos pueden comprar, saben que no nos pondremos de rodillas ni estaremos dentro de coches oficiales con aire acondicionado", ha agregado.

Por el contrario, ha insistido, "nosotros somos pueblo; venimos de los barrios, de las ciudades y las plazas". "Sabemos muy bien lo que queremos" y "a lo que no vamos a renunciar" y en este punto, ha garantizado que no se renunciará "a aquello que construyeron nuestros mayores".

Antonio Montiel ha comenzado su intervención en el acto de solicitando un minuto de silencio en recuerdo por las víctimas del accidente de metro de 2006 y ha garantizado que no consentirá que la Generalitat "sea indecente, que se ponga de espaldas al pueblo y que no asuma sus responsabilidades". El pueblo, ha dicho, "tiene la dignidad, ellos son los indignos".

CORRUPCIÓN

Por otro lado, ha manifestado que para acabar con la corrupción "hay que atacar el problema en su raíz" y como "todo el trabajo no lo pueden hacer jueces, fiscales y policías, vamos a poner mecanismos de control" entre los que ha aludido la ampliación de las competencias de la Sindicatura de Comptes y la promulgación de una ley de paredes de cristal "para que la Administración sea transparente y permita que los ciudadanos acudan a ella como amos, como dueños de las instituciones, como titulares de la soberanía".

También se ha referido a la supresión de la figura del agente urbanizador, "porque ya está bien de pelotazos, de hacer del urbanismo un negocio privado". La corrupción, ha lamentado, es más que un problema "moral o político", sino también "un límite, un peso muerto, un lastre para crecer y salir de la crisis" porque detrae recursos de la educación y la sanidad públicas y del bienestar social".

Consulta aquí más noticias de Valencia.