Un primer punto de fuga del pesquero ruso Oleg Naydenov, hundido a 2.700 metros de profundidad y a una distancia de unas 15 millas al sur de Maspalomas (Gran Canaria) ha sido sellado con éxito y continúan las labores para taponar el resto de escapes.

Según informa el Ministerio de Fomento, para este trabajo se ha colocado un cofre de acero (cofferdam) en el lugar por el que fluye el fuel, una operación que ha sido llevada a cabo mediante los robots submarinos (ROV).

Asimismo, el Centro de Salvamento Marítimo en Las Palmas prosigue coordinando el dispositivo de vigilancia y limpieza de hidrocarburos integrado por medios de Salvamento Marítimo, Gobierno de Canarias y Cruz Roja.

En la jornada de este domingo el buque Miguel de Cervantes se encuentra de nuevo en la zona del hundimiento, realizando tareas vigilancia de dispersión mecánica, mientras que en el primer vuelo de la mañana efectuado por el avión Sasemar 306 se seguía avistando el reguero en paralelo a la costa suroeste de Gran Canaria, si bien mucho más reducido que el en día de este sábado.

Los buques Luz de Mar y Punta Salinas, la Salvamar Menkalinan y Guardamar Talía se han movilizado desde primera hora hacia dicha zona —entre Tasarte y Arguineguín—, efectuando labores de dispersión mecánica y recogida de los restos de hidrocarburo.

Por su parte, la lancha de Cruz Roja L/S Escila va a recorrer el litoral ente Güi-Güi y Arguineguín, inspeccionando playas y acantilados. Las condiciones meteorológicas de hoy son adversas, con vientos de 35 nudos y marejada con olas de 3 a 3,5 metros.

Vigilancia en las playas de veneguera,

Tasarte y tasartico

Además, el Gobierno de Canarias y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, mantienen sus programas de voluntariado y atención a la fauna y se van a realizar labores de vigilancia en las playas de Veneguera, Tasarte y Tasartico.

Ayer se recuperaron dos tortugas, una de ellas muerta, si bien posteriormente se certificó que la causa del fallecimiento no fue el hidrocarburo; y también se recogió una pardela.

Ambos ejemplares afectados están siendo atendidos en los centros de atención a la fauna de Tafira y Taliarte, respectivamente.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.