El niño de 9 años que fue atacado por el toro que se escapó el pasado viernes en Talavera de la Reina se encuentra estable, evolucionando favorablemente y no ha sido necesario operarle por segunda vez de los traumatismos que sufrió en la cara.

Así lo ha dado a conocer el alcalde de la ciudad, Jaime Ramos, en declaraciones a los medios, donde ha explicado que está en "permanente contacto" con la familia, y que según su información "en principio no se prevé" que tenga que volver a ser intervenido, aunque permanece sedado.

El suceso dejó un total de 10 heridos, de los que solo este niño permanece ingresado en el Hospital 12 de octubre de Madrid.

Consulta aquí más noticias de Toledo.