El secretario general del PSPV-PSOE y candidato a la Presidencia de la Generalitat, Ximo Puig, considera que en las próximas elecciones autonómicas del próximo 24 de mayo habrá cambio en la Comunitat, ya que ha subrayado que "es una exigencia democrática que el PP pase a la oposición". Respecto a su relación con otros partidos, ha destacado: "Estamos obligados a entendernos" y se ha mostrado "seguro y convencido" de que "seremos capaces todos de ponernos de acuerdo para formar un gobierno".

"Yo no aspiro a ser segundo, aspiro a ser primero y liderar la reconstrucción de la Comunitat", ha dicho Puig en una entrevista a Europa Press, donde ha destacado que "a partir de ahora se abre una etapa en la que el diálogo es fundamental".

El cabeza de lista socialista ha indicado que "todas las encuestas dicen que el 75 por ciento de los valencianos quieren que el PP pase a la oposición", pero ha manifestado que "no es suficiente que pierda el PP, hay que construir un gobierno sólido, solvente y capaz de superar la situación de emergencia que vivimos".

En esta misma línea, ha destacado que las coaliciones son "de normalidad democrática" y ha recordado que España es prácticamente el único país de Europa con un gobierno monocolor. "La coalición en un gobierno democrático o el apoyo a un gobierno de distintos partidos es una cosa habitual en Europa, no hay que rasgarse las vestiduras", ha manifestado.

Para Ximo Puig, "lo peor que le podría pasar a esta comunidad es que el PP continuara en el gobierno, porque eso sería la constatación de que se puede gobernar desde la corrupción, el clientelismo y el despilfarro".

Por ello, "tenemos que construir un gobierno con una agenda propia y con capacidad de entenderse, pero es evidente que para eso hay que tener un proyecto". Así, ha hecho hincapié en que "los actores políticos deben ser responsables".

"nos la jugamos aquí"

A su juicio, "no se trata de quedarse de perfil, sino de dar soluciones" y ha destacado que "las elecciones autonómicas son importantes". Al respecto ha advertido a partidos emergentes como Podemos y Ciudadanos de que "las elecciones autonómicas no son una carretera secundaria para llegar a la autopista que son las generales" En su opinión, "nos la jugamos aquí", por lo que "estas elecciones no pueden ser un trampolín para los partidos".

Respecto a la situación de la Comunitat, Puig ha alertado de que es "de emergencia" con "todos los indicadores sociales y económicos en números rojos" y "con una corrupción sistémica del PP que ha desmoralizado completamente a la sociedad". En este sentido, uno de los ejes de su programa electoral es "reconstruir la Comunitat a través de un gobierno honrado, decente, que devuelva la confianza a los ciudadanos en los políticos".

Sobre este asunto, considera que el mejor "antídoto" contra la corrupción es "la transparencia y la rendición de cuentas". A su juicio, el presidente de la Generalitat y del PPCV, Alberto Fabra, "no ha hecho nada contra la corrupción; ha tomado decisiones cuando no tenía mas remedio".

Así, entiende que "la línea roja de Fabra es una auténtica falacia". Además, ha responsabilizado al PP de contribuir "a la falta de agilidad de la justicia" al no dotarla con medios adecuados, para lo que cree que ha existido "algún tipo de intencionalidad".

"el que sale rico de la política es porque ha robado"

El candidato del PSPV aboga por "devolver la credibilidad a las instituciones" y, para ello, quien esté en política debe ser "para mejorar las cosas y por impulsos éticos, ideológicos o de ideas", pero no "para enriquecerse". "El que se sale rico de la política es porque ha robado, sino, es imposible", ha apostillado.

Otros de los ejes de la campaña de los socialistas valencianos es reformar el sistema productivo para "atajar el paro" y "rescatar los servicios de sanidad privatizados". En cuanto a la educación concertada, ha indicado que debe ser subsidiaria de la educación pública y cumplir una serie de requisitos como "no segregación, redistribución de alumnos con dificultades y garantizar la gratuidad".

Ximo Puig también plantea la "reconfiguración" de la relación de la Comunitat con España, un asunto que considera que tiene que ver "con la propia viabilidad de la Generalitat". En esta línea, cree que hay que exigir "de verdad" un nuevo sistema de financiación, la deuda histórica y las inversiones que corresponden a la autonomía valenciana.

El cabeza de lista del PSPV ha avanzado que su primera medida si accede al Gobierno valenciano será recibir a las víctimas del metro y "pedirles perdón en nombre de la Generalitat". Otras medidas que pondría en marcha son "la retirada del copago injusto y confiscatorio" o un plan "antipobreza".

También ha incidido en la necesidad de alcanzar los Pactos por la Comunitat, entre empresarios, sindicatos, partidos políticos, universidades y sociedad civil, para "fijar una nueva estrategia económica y social hasta el año 2025".

Nueva rtvv

Respecto a una nueva Radio Televisión Valenciana (RTVV), se ha comprometido a hacer "todo lo posible" para que el 9 d'Octubre comience a funcionar. A su juicio, debe ser "sostenible" y con un tamaño "muy inferior al que tenía". Entiende que debe ser "un proyecto acordado" pero ha señalado que un modelo podría ser el de "la Televisión Española del Gobierno socialista".

Consulta aquí más noticias de Valencia.