Dos profesionales sanitarios del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) se han desplazado a la región nepalí de Kabilash, a 50 kilómetros de Katmandú, para participar en la atención sanitaria de la población víctima del terremoto que asoló esta zona el pasado 25 de abril.

Se trata de una médico y un enfermero de la UVI móvil de Motilla del Palancar (Cuenca), perteneciente a la Gerencia de Urgencias, Emergencias y Transporte Sanitario (GUETS), que han partido esta semana con la ONG Cooperación Internacional Dona Vida, para atender a la población damnificada de esta región de Nepal, ha informado el Sescam en nota de prensa.

Para ello, la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha ha concedido el permiso retribuido a los dos profesionales sanitarios para participar en una misión en respuesta a la emergencia ocasionada por el terremoto.

Los profesionales sanitarios permanecerán durante tres semanas en Kalibash, una de las zonas más afectadas por el seísmo. Ambos profesionales tienen una amplia experiencia en cooperación internacional, ya que en varias ocasiones se han colaborado con la ONG Cooperación Internacional Dona Vida.

El consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, José Ignacio Echániz, ha mostrado su apoyo y reconocimiento a los dos profesionales "porque son un ejemplo de solidaridad para todo Castilla-La Mancha y demuestran una gran talla humana".

Para el consejero, "es un orgullo contar con profesionales dispuestas a trabajar en zonas como la de Kabilash, para colaborar en las tareas sanitarias que ayuden a la población víctima de este terremoto".

Consulta aquí más noticias de Cuenca.