La ermita de San Sebastián de Valverde del Camino (Huelva), más conocida como ermita del Santo, que reabre sus puertas, tras estar un año cerrada, contará a partir de este domingo con un nuevo retablo cerámico, proyectado en el altar mayor, cuyo diseño ha sido dirigido por el arquitecto Juan Antonio Balbontín y dibujado por el catedrático de Dibujo en Movimiento de la Universidad de Bellas Artes de Sevilla Francisco Borrás. El retablo contiene una extensión de 50 metros cuadrados y 1.758 azulejos.

Tras tres años de trabajo, en declaraciones a Europa Press, Manuel Pablo Romero, hermano mayor de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas y primitiva cofradía del Santo Entierro de Jesucristo y María Santísima de la Soledad de Valverde, que cuenta con 1.100 hermanos y es la más antigua del municipio, se ha mostrado "muy ilusionado" con la inauguración de este retablo este domingo en una misa solemne en la ermita, a partir de las 12,30 horas, amenizada por la Coral Polifónica de Valverde del Camino y presidida por el párroco Juan Luis Vázquez.

Esta obra, que ha requerido una nueva instalación eléctrica adecuada a las necesidades actuales, ha sido posible gracias a una donación, tras su muerte, de Ernesto Hidalgo, uno de los hermanos más ilustres de la hermandad.

El retablo, inspirado en la capilla de los Scrovegni, llamada también Capilla de la Arena, en Padua (Italia) y en la ermita de San Lorenzo, en el cercano pueblo portugués de Almacil, en pleno Algarve, está compuesto por once motivos relacionados con la localidad y su historia.

Entre estas advocaciones destacan un grupo de músicos, queriendo valorar la pasión de los valverdeños por ésta disciplina; una vista del paisaje urbano de Valverde, tomada desde la calle San Sebastián hasta la Iglesia Mayor del lugar; la figura de la Piadosa Beata Sor Eusebia Palomino, del heroico martirio de San Sebastián y el puente de Sotiel-Coronada.

El otro paño central del zócalo se reserva para el Patrón de los Zapateros de Valverde, San Crispín, que aparece trabajando en su mesa y a su lado San Pancracio. En el lateral derecho, se encuentra el paisaje de los alrededores del Valverde, puente romano, el molino, recuerdo de la antigua ermita y otro grupo de músicos en primer plano y, entre estos paños de zócalo y bajo la embocadura del camarín, está el Sagrario que lo sostienen dos ángeles y en sus cíngulos se recuerda a Ernesto Hidalgo y a su esposa.

En el arranque, sobre el zócalo y a la izquierda se encuentra la advocación a Santa Ana y la Virgen Niña, contemplando la escena bajo sus pies y en el frente la representación de Nuestra Señora de la Soledad, iluminada por los rayos de luz que emergen desde la gloria.

A este mismo nivel y a la derecha del camarín, se representa la advocación a San José, que camina con su hijo, cogido de su paternal mano y en el lateral derecho se representa a la Virgen del Reposo, entre otras imágenes.

La obra, que verá la luz este domingo, ha supuesto la intervención de muchas personas, técnicos, artistas y artesanos que, durante casi cuatro años, se han mostrado "ilusionados y orgullosos" de aceptar este compromiso, ha remarcado Manuel Pablo Romero, quien confía en que este nuevo retablo "sirva para ensalzar la obra de Dios y la devoción de todos los valverdeños y visitantes". Por su parte, el Ayuntamiento de la localidad ha colaborado en la reforma de la citada ermita.

Consulta aquí más noticias de Huelva.