Número 9 de Sol
Imagen del número 9 (izda.) de la Puerta del Sol, donde está previsto la construcción de un nuevo centro comercial. JORGE PARÍS

Un consorcio formado por el fondo estadounidense Kennedy Wilson y Renta Corporación ha pagado 30 millones de euros a la firma inmobiliaria Restaura por la adquisión de un edificio en la Puerta del Sol, según han confirmado a 20minutos fuentes de la empresa española. La intención del fondo de inversión estadounidense y de su socio es convertir el edificio en un centro comercial. La inversión rondaría los 10 millones de euros. Esta firma ya había adquirido anteriormente un edificio de oficinas en el barrio de Chamberí para convertirlas en viviendas de lujo. En la parte trasera de ese mismo inmueble está situada Casa Labra, taberna donde Pablo Iglesias fundó el PSOE en 1879, cuyos socios han abonado 2,3 millones por hacerse con la propiedad del local comercial.

El centro de Madrid se está convirtiendo en un gran centro comercial En concreto, se trata del número 9 de Sol, un edificio de uso residencial con seis pisos y 4.000 metros cuadrados. El fondo estadounidense tiene previsto solitar el cambio de uso del edificio al Ayuntamiento antes de finales de año. La operación ha sido llevada por el  Juzgado de lo Mercantil número 3 de Barcelona, que supervisa desde 2011 el concurso de acreedores de Restaura. La intención de los nuevos dueños no es que el inmueble se llene con tiendas de las principales marcas, sino que sea una marca en concreto la que alquile todo el bloque para instalar una gran tienda. Para Kennedy Wilson, la Puerta del Sol es "el equivalente a Piccadilly Circus en Londres".

Esta nueva construcción en pleno centro de Madrid se une a una amplia lista de grandes infraestructuras comerciales que pueblan el entorno del kilómetro cero de la capital España, como El Corte Inglés, la Fnac o la tienda de Apple. La construcción del Complejo Canalejas y el proyecto del edificio de Plaza de España contribuirán a saturar aún más la zona. La noticia no ha sido acogida con agrado por los comerciantes de la zona. "El centro de Madrid se está convirtiendo en un gran centro comercial. Ya hay demasiados comercios mastodónticos, mientras se está perdiendo el pequeño comercio tradicional", señala Florencio Delgado, presidente de la asociación de comerciantes y empresarios de la Gran Vía. "Madrid no necesita tanto centro comercial, está todo muy recargado ya; sólo se plantean grandes tiendas, en lugar de pensar en otras ofertas, como los espectáculos. Al final la gente normal que vive en el centro no va a poder hacer la compra en ninguna parte, con tanta tienda de lujo que están instalando", concluye. Para los vecinos del centro, "están convirtiendo edificios singulares en centros comerciales". "Lo que no es positivo ni para los vecinos ni para el modelo de ciudad. Están convirtiendo el centro en parque temático", afirman desde la asociación de vecinos de Ópera-Austrias. 

Pérdida de suelo residencial

Expertos en urbanismo tampoco se muestran totalmente favorables a la llegada de un nuevo espacio comercial al centro, pese a que ven aspectos positivos. "Esta nueva inversión servirá para generar una mayor actividad en una zona tradicionalmente dedicada al comercio, pero a la vez eso implicará una pérdida en el tejido residencial de la zona", explica el urbanista Carlos Lahoz, que advierte de la parte más negativa de la iniciativa: "Es muy complicado reconvertir un inmueble de uso residencial en un edificio de uso comercial respetando su patrimonio. Este inmueble de Sol, es un edificio clásico con una fachada bien conservada, por lo que hay que estar muy atento para que la obra no conlleve ninguna pérdida de patrimonio".

Desde el colegio de arquitectos de Madrid, consideran que "es positivo que el centro se regenere con nuevos negocios siempre que se respete el patrimonio", aunque pide a los inversores estadounidenses "abrir vías de diálogo con el resto de agentes sociales implicados en la regeneración del centro". Francisco Herrera, presidente de la Fundación para el Progreso de Madrid, se muestra más crítico: "Es un problema que el centro esté saturado de centros comerciales. Una cosa buena de Madrid es que el centro todavía está habitado, es una zona residencial, pero la reciente acumulación de centros comerciales amenaza con cambiar este carácter habitable". Herrera sospecha que detrás de la operación hay razones "puramente especulativas": "Quieren comprar el edificio para lograr la licencia y después posiblemente lo vendan. En la Puerta del Sol no se puede hacer cualquier cosa".

La construcción de grandes superfies comerciales en Madrid se está convirtiendo en una práctica habitual en los últimos tiempos. Actualmente existen 96 centros comerciales en Madrid y la previsión es que la región supere los 100 centros comerciales en 2017, incluyendo las superficies que están actualmente en planificación.

Centros comerciales planificados o en construcción

  • Complejo Canalejas. El denominado Complejo Canalejas, que desarrollará el Grupo Villar Mir, está previsto que se inaugure en octubre de 2016. El proyecto, que contará con una inversión total de 500 millones de euros, contempla la apertura de primer establecimiento hotelero de la cadena canadiense Four Seasons en España, un centro comercial de 16.000 metros cuadrados repartidos en tres plantas y un aparcamiento subterráneo con capacidad para 500 vehículos.

  • Edificio de Plaza de España. El Grupo Wanda, propiedad del magnate chino Wang Jianlin, compró en 2014 el emblemático edificio al Banco Santander por 265 millones de euros. La Comunidad de Madrid ya ha autorizado al magnate a levantar hasta 15.000 metros cuadrados de uso comercial y un máximo de 22.000 metros cuadrados para el hotel de lujo que quiere abrir en el centro de la capital.

  • Cines Madrid. El inmueble, ubicado en la plaza del Carmen, se encuentra en obras desde el año pasado para adaptarse a su nuevo uso, aunque el Ayuntamiento de Madrid asegura que todavía está estudiando la viabilidad del proyecto presentado por los promotores.

  • Plaza Río 2. El Plaza Río 2 estárá ubicado en la calle Antonio López, pegado al parque de Madrid Río. En principio, estaba proyectado un hotel de hasta 27 plantas, pero finalmente la manzana la copará un centro comercial de 40.000 metros cuadrados donde habrá 180 tiendas y un aparcamiento con 1.500 plazas. La obra concluirá en 2017. Alcampo es el primer inquilino de esta superficie y disfrutará de 5.000 metros cuadrados.

  • Nuevos Ministerios. El área de facturación de maletas de la estación de metro, con 2.200 metros cuadrados, se convertirá en un centro comercial a mediados de 2015. Además, contará con un aparcamiento de 220 plazas.

  • Complejo Las Ventas. El terreno de las antiguas cocheras de Metro de Madrid frente la plaza de toros será un centro comercial en 2017. Tiene una superficie de 32.697 metros cuadrados.

  • Valdebebas Center. Su construcción estaba prevista para 2015, pero la paralización del desarrollo urbanístico de Valdebebas por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que anuló el proyecto reparcelación por no ser conforme a derecho, ha ralentizado su puesta en marcha. Está previsto que el espacio cuente con 56.000 metros cuadrados y combine zonas comerciales con ocio, instalaciones deportivas, áreas públicas y zonas verdes. 

Consulta aquí más noticias de Madrid.