El ex presidente de la Generalitat Pasqual Maragall ha fomalizado hoy su renuncia a la presidencia del PSC durante una de las reuniones de la Comisión Ejecutiva del partido, a la que no acudía desde el 18 de diciembre.

Maragall dejó así hoy de ocupar el cargo a todos los efectos, siete años después de asumirlo.

Maragall ha pronunciado un largo discurso en la Ejecutiva del partido y se ha marchado entre aplausos
El próximo congreso del partido, en 2008, decidirá si mantiene esta figura y, de ser así, quién le sucede. La vicepresidenta, Manuela de Madre, asumirá funciones propias de Presidencia, pero sin ejercer el cargo.

Así lo dijo hoy, en rueda de prensa, el portavoz del partido, Miquel Iceta, quien constató que Maragall hizo un largo discurso --sin reproches al PSC-- en la reunión de esta mañana de la Comisión Ejecutiva, tras el cual se fue de la sala y recibió un aplauso.

"Contad conmigo"

Después, según Iceta, todos los que intervinieron hablaron positivamente de su ya ex presidente. El primer secretario, José Montilla, destacó que Maragall dijera en la reunión "Contad conmigo, que yo cuento con vosotros". Iceta afirmó que fueron palabras de renuncia al cargo, pero no al partido.

Iceta explicó que "la inmensa mayoría" de ideas del discurso de Maragall son "conocidas". El ex presidente dijo --relató Iceta-- que su papel desde ahora "no será relevante"; que quiere participar en un nuevo espacio político europeo, aunque "tampoco piensa jugar un papel muy relevante en este papel desde el punto de vista público"; y que no prevé un cambio sustancial del Estatut en el Tribunal Constitucional.

Pasqual Maragall se ha ofrecido al partido para "cosas concretas, incluso de estos días". Como ejemplo, Iceta aludió a la posibilidad de ayudar en la negociación de algún pacto municipal postelectoral, "que no es el de Barcelona". El portavoz socialista no quiso concretar más.

Miquel Iceta destacó que el PSC debe a Maragall "muchas intuiciones y aperturas políticas" y que ha sido "la figura más importante del socialismo catalán de los prácticamente 30 años de vida del partido".