«San Francisco
José Ignacio Salazar.
Por la calle Bailén baja una familia proletaria. Como el padre es buen socialista, ha evitado recaer ese domingo en la taberna. Es minero y vive en San Francisco, calle donde termina la cantera y empieza la vida. Es 1900 en Bilbao, retratado por José Ignacio Salazar. Tras publicar el libro La otra orilla. Formación del barrio de San Francisco, ha participado en el ciclo de charlas Un barrio rico en historias, del colectivo Aldauri.

¿Por qué surgió el barrio?

Era una zona de tránsito. La calle San Francisco allá por 1870 era el camino que unía Bilbao y Balmaseda. De hecho, aún hoy día esta calle depende de la Diputación. Así, el Ayuntamiento urbanizó ambos lados del camino. Eso sí, casas precarias, sin luz... De ahí a 1900 el barrio se expandió hacia la ría.

Así que no vivían precisamente los ‘señoritos’...

Pues no. A principios del siglo xx era un barrio populoso y bullicioso, con 25.000 habitantes. La zona más proletaria era Cortes y Bilbao La Vieja. Allí vivían los mineros, en casas casi a pie de mina. Miribilla era todo canteras. La zona de Lamana, Dos de Mayo... era más plural: comerciantes, pequeños empresarios...

Trabajo y casa. ¿Y lo demás?

Los vecinos paseaban por los jardines de Abando, bajaban a Bilbao... Pero el principal ocio del hombre era la taberna, para descontento de los líderes socialistas.

¿Cómo es eso?

Socialistas y republicanos tenían mucho peso en San Francisco. Líderes como Perezagua pedían a los obreros que lucharan, que no tiraran su vida emborrachándose.

Y, La Palanca poco ayudaba.

Ya se sabe. Era una zona bulliciosa y las casas de prostitución abundaban en La Palanca. Mineros después del trabajo iban allí.

BIO. Hijo de exiliados, nació en México. Es secretario del Ayuntamiento de Santurtzi. La historia bilbaína es su pasión.