Enfrentamientos entre Al-Fatah y Hamás
Un chico palestino busca entre los escombros de las casas destruidas durante los enfrentamientos entre seguidores de Hamás y Al-Fatah, al sur de Gaza. (AP). AP

La casa del primer ministro palestino, Ismail Haniyeh, en el oeste de Gaza fue tiroteada varias veces hoy por cuatro desconocidos, según fuentes de la seguridad palestina.

La casa de Haniyeh, del movimiento radical Hamás, se halla en el campamento de Sathi, cerca de la ciudad de Gaza.

Los disparo no han causado daños al domicilio del primer ministro palestino, aparente objetivo de un ataque que se perpetra en medio de enfrentamientos armados a diario entre facciones de Hamás y los nacionalistas Al Fatah.

Fuentes de la seguridad palestina indicaron en un principio que el ataque iba dirigido contra la guardia personal de Haniyeh que protegía la casa del primer ministro, pero después dijeron que los disparos habían sido hechos por error.

Tres muertos y 12 heridos

Mientras tanto, tres palestinos murieron y más de 12 resultaron heridos el domingo pasado en la franja de Gaza en nuevos enfrentamientos entre seguidores de Al-Fatah y Hamás, según fuentes hospitalarias palestinas.

La última víctima mortal es un seguidor del movimiento islamista Hamás que fue abatido por milicianos leales al movimiento nacionalista Al-Fatah, del presidente palestino, Mahmud Abás, cuando se dirigía a una mezquita de la ciudad de Gaza.

Aparentemente, y según los testigos, este nuevo caso se produjo en venganza por la muerte de un miembro de la Fuerza 17, la guardia presidencial leal a Al-Fatah, y cuyo cuerpo fue encontrado ayer tras haber sido arrojado desde un edificio de 15 plantas.

Secuestro

El oficial, de 24 años, había sido secuestrado por la mañana, informaron fuentes de la Seguridad palestina.

El secuestro ocurrió horas después de un tiroteo en el sur de la franja de Gaza, en la ciudad de Rafah, en el que murieron tres personas y en el que resultaron heridas más de 40.

Los enfrentamientos del domingo son los más sangrientos entre los bandos rivales desde que a mediados de mayo pasado Hamás y Al-Fatah pactaran una tregua tras luchas fratricidas que causaron la muerte de 50 milicianos y civiles.

Nuevo alto el fuego truncado

Representantes de ambos movimientos acordaron después del tiroteo en Rafah un nuevo alto el fuego con la mediación de Egipto, truncado ayer otra vez por el asesinato del oficial de la guardia presidencial.

El caos y la anarquía en los territorios palestinos se tradujo ayer también en la muerte a manos de un desconocido de un taxista en la ciudad cisjordana de Naplusa.

En Gaza, seguidores de ambos grupos rivales han vuelto a posicionarse armados en las calles y a levantar puestos de control en las vías principales en los que exigen a los ciudadanos que les muestren sus documentos de identidad, según relatan testigos de la ciudad.