Despegue del Atlantis
El Atlantis despega desde la base de Florida REUTERS/Charles W. Luzier

El transbordador "Atlantis" entró la madrugada del viernes en órbita terrestre en el comienzo de una misión de 11 días durante la que se agregarán nuevos paneles solares y una nueva viga a la Estación Espacial Internacional (EEI).

El lanzamiento fortalece las esperanzas de la NASA de terminar las obras en el puesto de investigación espacial, que se encuentra en la mitad de su construcción, antes de que se retire del servicio a la flota de transbordadores.

Primera misión del año

La nave, con sus siete astronautas, fue lanzada desde el Centro Espacial Kennedy, en la región central del estado de Florida, a las 19.38 hora local (2338 GMT), en la primera misión de transbordadores de la NASA de este año.

La plataforma no había sido utilizada desde el lanzamiento del transbordador Columbia hace cuatro años y medio.

El transbordador debe llegar a la estación espacial poco después de las 1930 GMT del domingo a 354 kilómetros sobre el sur del Océano Indico.

El Atlantis transporta dos vigas metálicas de la Estación Espacial Internacional. Las piezas incluyen un par gigantesco de paneles solares y una articulación giratoria para que los paneles puedan seguir al sol buscando la energía.

Tormenta de granizo

La NASA esperaba llevar los nuevos componentes a la estación en marzo, pero el Atlantis fue golpeado por una lluvia de granizos a fines de febrero y debió ser retirado de su plataforma para reparar la espuma aislante del tanque de combustible.

La demora obligó a la NASA a cancelar uno de los cinco vuelos programados para este año.

A pesar de las reparaciones, el tanque se ha desempeñado bien, según el director del programa de transbordadores, Wayne Hale.

"Demne más tanques con parches. Creo que funcionó de maravilla", declaró Hale a periodistas y agregó que análisis preliminares de videos del lanzamiento no mostraban desprendimientos de aislante peligrosos.

Accidente del Columbia

El transbordador Columbia sufrió un fatal accidente en el 2003. Durante el lanzamiento, el tanque de combustible perdió una trozo de aislante que impactó el ala y perforó un agujero en el escudo térmico.

El transbordador se desintegró 16 días después, al intentar volar a través de la atmósfera, lo que provocó la muerte de los siete astronautas a bordo.

La principal misión del vuelo del Atlantis, el 118 en la historia del programa de transbordadores, es instalar los nuevos paneles solares y retirar uno que será reubicado el próximo año en otro lugar de la estación.