Agentes de la Guardia Civil interceptaron la pasada semana dos vehículos en la A-6, a la altura de Outeiro de Rei (Lugo), y en el interior de uno de ellos hallaron una sofisticada 'caleta' que ocultaba 2 kilos de cocaína de gran pureza y 9.000 euros en efectivo.

Según informa la Guardia Civil en el marco de la operación 'Fulminante', a este habitáculo preparado para ocultar la droga solo se podía acceder desmontando parte del vehículo o activando un sistema eléctrico conectado a varios botones del salpicadero y a un interruptor oculto.

Las denominadas 'caletas' forman parte de la infraestructura con la que cuentan las organizaciones dedicadas al tráfico de drogas, ya que es un sistema que les permite ocultar y transportar grandes partidas de droga de una sola vez o efectuar de manera periódica el movimiento de varios kilos de estas sustancias prohibidas.

El segundo vehículo interceptado actuaba como 'lanzadera', indica la Guardia Civil, cuya misión sería detectar la posible presencia policial y poner en aviso al vehículo que transporta la droga.

Tres vecinos de vilagarcía

Los agentes detuvieron a tres hombres, vecinos de Vilagarcía de Arousa (Pontevedra), de entre 30 y 40 años, que viajaban en los citados vehículos, a los que se le imputa un supuesto delito contra la salud pública.

Los encargados de la investigación consideran que estos tres detenidos formaban parte de "una organización dedicada de manera habitual al transporte de importantes cantidades de droga y que operaba en todo el territorio nacional".

La operación, que ha sido llevada a cabo por la Guardia Civil de A Coruña y de Lugo, está dirigida por el Juzgado de Instrucción número 1 de Lugo, cuya titular ha decretado el ingreso en prisión para los tres detenidos.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.