El Gobierno de Canarias ha autorizado este jueves conceder a Cáritas Diocesana de Tenerife, Cáritas Diocesana Española, Cruz Roja Española de Santa Cruz de Tenerife y Cruz Roja Española en Las Palmas una ayuda de 800.000 euros, 200.000 euros para cada entidad social, para cubrir la totalidad de los gastos derivados del Programa 'Atención a la cobertura social básica' que desarrollan cada una de las cuatro entidades sociales, con el fin de dar respuesta a las necesidades de urgencia social y sanitaria de las familias de Santa Cruz de Tenerife y de Las Palmas.

El portavoz del Ejecutivo, Martín Marrero, ha señalado en rueda de prensa que el objetivo a través de estas ayudas es acoger y atender en la cobertura de necesidades básicas y la prevención de situaciones de extrema necesidad a las familias que se encuentran en situación de urgencia social.

El Gobierno de Canarias, en colaboración con Cáritas Diocesana de Tenerife, Cáritas Diocesana Española, Cruz Roja en Santa Cruz de Tenerife y Cruz Roja en Las Palmas, y en el marco de la Estrategia Canaria frente a la Pobreza, la Exclusión Social y a favor del Desarrollo Humano 2013-2015, puso en marcha un conjunto de programas con el fin de dar respuestas a las necesidades de urgencia social de las personas que recurren a los servicios de atención social de base.

De esta forma, a través de los servicios de acogida que gestionan estas entidades sociales, se ofrece respuesta a las necesidades que plantean las familias que acuden a los recursos y comedores sociales.

En el marco de la Estrategia Canaria frente a la Pobreza, la Exclusión Social y a favor del Desarrollo Humano 2013-2015, Marrero ha dicho que resulta "necesario e indispensable" el apoyo y la colaboración de las entidades sociales sin ánimo de lucro que desarrollan una labor imprescindible en la lucha contra la exclusión social.

En esa línea, ha remarcado que su cercanía con la realidad social y su capacidad para proporcionar una respuesta inmediata las convierte en uno de los "instrumentos fundamentales" de respuesta a las situaciones de emergencia social.

Cooperación al desarrollo

En esta misma línea, recoge la Estrategia Canaria frente a la Pobreza, la Exclusión Social y a favor del Desarrollo Humano 2013-2015, que se tomarán medidas dinámicas encaminadas a tratar de forma ágil las situaciones de emergencia social, y para ello se contará con la colaboración de las Organizaciones No Gubernamentales especializadas en atención a la emergencia, servicios de alojamiento, alimentación, salud, ortopedia, apoyo a la escolarización, transporte o enseres de primera necesidad.

Estas entidades sociales tienen entre sus fines específicos la promoción y colaboración en acciones de solidaridad, de cooperación al desarrollo y de bienestar social general, así como de servicios asistenciales y sociales con especial atención a colectivos en situación de vulnerabilidad y a personas con dificultades para su integración social.

También están dirigidos a la asistencia social a personas afectadas por situaciones de necesidad, enfermedad, marginalidad, discapacidad, que dificultan su desarrollo humano en condiciones de normalidad, o que estén en riesgo de padecer algún tipo de exclusión social.

Los grupos de población que consideran con mayor riesgo de exclusión son los destinatarios preferenciales de la acción social, y por lo tanto, del trabajo y la cercanía de estas entidades sociales.