La Fundación Cueva de Nerja, a través de su Consejo Científico Asesor, ha aprobado esta semana la reordenación de las visitas a la cavidad, de modo que se reduce el número de personas que podrán acceder a la misma de manera simultánea, situándose en 250 como máximo.

Así lo ha expuesto el presidente de la Fundación, Jorge Hernández Mollar, quien ha explicado que se ha dado luz verde a un nuevo régimen de visitas guiadas, "con un máximo de 50 personas por grupo y un tope de cuatro grupos por hora durante los meses de julio y agosto, con mayor afluencia de público". No obstante, ha aclarado que durante el resto del año este aforo será de dos grupos por hora.

Hernández Mollar ha señalado que este modelo de organización de las entradas es de transición, a aplicar con carácter preliminar "hasta que culmine la elaboración de uno definitivo en base a los resultados del proyecto de investigación vigente".

Esta medida, ha añadido, se enmarca en el plan de modernización y explotación de la gruta para obtener unos resultados más satisfactorios en cuanto a la imagen de este enclave turístico y cultural, alegando que "las instituciones no vamos a dejar de trabajar para facilitar el acceso y la información a los visitantes del centro".

El gerente de la Cueva de Nerja, Ángel Ruiz, ha añadido que "ésta pretende ajustarse a las directrices que debe cumplir un elemento patrimonial de cara a su candidatura para alzarse como Patrimonio Mundial, tanto desde el punto de vista de conservación como para la calidad de la visita".

Por último, ha informado de que la cavidad "aplicará esta reordenación mientras se desarrollan las propuestas definitivas del proyecto de investigación que se está ejecutando actualmente.

Consulta aquí más noticias de Málaga.