Los agricultores, preocupados por el futuro de los productores de castañas ante la plaga de la avispilla

Consideran que tanto la Junta como el Ministerio deberían haber actuado en la zona con mayor previsión y celeridad
Avispilla del castaño del valle del genal, Málaga.
Avispilla del castaño del valle del genal, Málaga.
EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA

Las organizaciones agrarias se han mostrado preocupadas por el futuro de los productores de castañas del Valle del Genal ante la plaga de la avispilla detectada en varios focos de la zona y después de que el Ministerio de Agricultura no haya autorizado la suelta generalizada del parásito para luchar contra ella de forma biológica.

Esta plaga tendrá que combatirse este año mediante la corta y quema de los focos de castañares que resulten afectados, según el Gobierno andaluz.

Tal y como han explicado las organizaciones agrarias, hasta que el árbol no alcanza su floración los productores son incapaces de detectar la avispilla, por ello ha sido sólo hace unos días cuando se percataron del foco en varios municipios de la zona.

El responsable del sector de la castaña de COAG Andalucía, Francisco Boza, ha apuntado que desconocen el tiempo que los árboles infectados tardarán en recuperarse para volver a dar frutos. Mientras tanto, desde Asaja Málaga, su secretario general, Benjamín Faulí, ha lamentado la "frustrante" situación que se les presenta puesto que los agricultores desconocen hasta dónde puede llegar la plaga.

En este sentido, ambos representantes agrarios han considerado que se debería de haber actuado con mayor celeridad en esta zona y "haber tenido mayor coordinación con los agricultores y previsión". "Tanto la Junta de Andalucía como el Ministerio deberían haber actuado más rápido", ha sostenido Boza.

"Estábamos pendientes del resurgir en el Valle del Genal después de que el pasado año se detectara la avispilla en Ojén, pero la sorpresa ha sido encontrar agallas del año anterior que no se detectaron", ha señalado, añadiendo que las agallas "se quedan momificadas en el brote y hemos detectado que había algunas secas, la antigüedad no la sabemos, por lo menos del año pasado".

En los mismo términos, Faulí ha incidido en que la coordinación debería haber sido mejor. "Somos la correa de transmisión de los agricultores, aunque no se hubiera solucionado, un poco de información siempre es mejor", ha apostillado.

La mejor fórmula para combatir la avispilla es con su principal depredador, el Torymus, que ya fue soltado de modo experimental el pasado jueves en Ojén. En Italia y Japón ha sido la única solución para combatir al insecto.

Las organizaciones agrarias ven en la suelta del depredador la mejor opción para combatir la plaga, aunque es un proceso lento. De hecho, Boza ha subrayado que la recuperación del árbol podría superar los seis años.

El principal hándicap en este punto son los permisos del Ministerio, que tan solo ha permitido la suelta de modo experimental. Por ello, desde el Gobierno andaluz han recomendado a los agricultores la quema de los focos infectados con los correspondientes permisos del Infoca.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento