El Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado la convocatoria de ayudas al alquiler por valor de ocho millones de euros, con los que pretenden llegar a 3.000 familias de toda la región.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, la consejera de Fomenta, Marta García de la Calzada, ha explicado que estas ayudas se enmaran en el VI Plan de Vivienda de la Comunidad Autónoma, cuyas líneas maestras son el impulso del alquiler, el fomento de la rehabilitación de viviendas y la mejora de la eficiencia energética de los inmuebles, resaltando que en total sumando estas ayudas se habrán invertido 19 millones de euros para beneficiar a 6.000 familias en esta legislatura.

Tal y como ha detallado, la Junta ha establecido en esta ocasión criterios de selección para que los beneficiarios sean las familias con menos recursos.

Entre los requisitos para poder acceder a estas ayudas, los solicitantes deberán ser mayores de edad, con unos ingresos por unidad familiar no superiores a 1.597 euros al mes y que no posean en propiedad una vivienda.

Como excepciones, sí podrán acceder a las ayudas los propietarios que no puedan disponer de su vivienda en casos como un divorcio y aquellos que tengan que desplazarse a otra provincia por motivos laborales.

A

Principios de mayo

De la Calzada ha indicado que estas ayudas entrarán en vigor en las primeras semanas del mes de mayo, cantidades que no podrán superar el 40% del coste total anual de la vivienda a alquilar y para alquileres con un tope de 500 euros al mes y 600 en el caso de familias numerosas.

Ha señalado además que se ha agilizado el procedimiento para acceder a las ayudas, además de que se han invertido otros 10 millones de euros en rehabilitar un gran número de viviendas en mal estado.

Por último, ha avanzado que se ha concluido la construcción de 168 viviendas públicas, "que se pondrán a disposición de los ciudadanos para que puedan acceder en régimen de alquiler".

Consulta aquí más noticias de Toledo.