Burgos cerrará la legislatura como uno de los ayuntamientos "más saneados" de toda España y el más inversor de Castilla y León , según ha señalado este jueves el alcalde de la ciudad, Javier Lacalle.

Durante un balance de legislatura, Javier Lacalle ha mostrado su satisfacción por haber logrado este posicionamiento "en los cuatro años más difíciles de la historia democrática" y ha destacado el compromiso mantenido en este tiempo con los ciudadanos a través de la prestación de servicios públicos y sociales.

"Han sido cuatro años complicados y difíciles para la ciudad y en los que se ha tenido claro que la prioridad han sido las personas", ha aseverado Lacalle, en declaraciones recogidas por Europa Press, antes de señalar que el PP finalizará la legislatura municipal con casi el 85 por ciento del programa electoral cumplido de forma total o parcial.

El alcalde de Burgos se ha mostrado "especialmente satisfecho" con haber logrado reducir la deuda municipal de 208 a 94 millones de euros a lo largo de la legislatura, lo que supone que el nivel de endeudamiento por habitante se ha reducido en cuatro años de 1.555 a 538 euros, y ha recordado que la normalización de las finanzas locales era uno de los ejes de su programa electoral.

Javier Lacalle también ha destacado la reducción de la media de pago a proveedores y el incremento de las ayudas de urgente necesidad como logros de esta legislatura y ha repasado algunas de las inversiones acometidas o finalizadas en este periodo y que han contribuido a un mejor posicionamiento de la ciudad.

Entre ellas, ha destacado la continuidad del Bulevar del Ferrocarril, la ampliación de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR), la construcción de los nuevos depósitos de agua potable del barrio de Cortes, la construcción de un pabellón multiusos y la puesta en funcionamiento del Fórum Evolución.

Transporte municipal

La nota negativa de la legislatura, según ha apuntado Lacalle, ha sido no haber mejorado el servicio de transporte municipal por "falta de recursos" y ha señalado que éste debe ser una prioridad en el futuro.

En cuanto al papel de la oposición, Javier Lacalle ha reiterado que "ha dejado mucho que desear" y ha lamentado que no haya ejercicio un papel más constructivo en el marco de la coyuntura actual. "Una cosa es hacer oposición y otra es estar poniendo permanentemente palos en las ruedas", ha añadido.

Finalmente, se ha referido a las dimisiones registradas en el seno de su equipo de Gobierno esta legislatura señalando que "es muy difícil que todas las personas que empiezan se mantengan" los cuatro años de legisltura.

Javier Lacalle ha realizado este balance de legislatura en el Fórum Evolución acompañado del vicealcalde de la ciudad y concejal de Fomento, Ángel Ibáñez.

Consulta aquí más noticias de Burgos.