El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, cree que el expresidente andaluz Manuel Chaves debería "reflexionar" y dejar su escaño igual que su sucesor José Antonio Griñán, al tiempo que ha pedido al líder del PSOE, Pedro Sánchez, y a la dirigente andaluza, Susana Díaz, que "cumplan su palabra" y le obliguen a marcharse.

Rivera se ha pronunciado así, en una entrevista en la cadena Ser recogida por Europa Press, preguntado sobre si el anuncio de Griñán de que deja la política activa allana el camino para que Ciudadanos facilite la investidura de Susana Díaz como presidenta andaluza.

El líder de Ciudadanos ha insistido en que su partido puede "sentarse a hablar si Griñán y Chaves se marchan" y el PSOE firma el pacto anticorrupción que le ha propuesto Ciudadanos. En tal caso, ha insistido, su partido estará dispuesto a hablar de otros asuntos como la reforma de la ley electoral y la de la Administración Pública, la educación y la reactivación de la economía.

Además, ha recalcado que si Ciudadanos consigue el PSOE firme ese pacto ya habrá conseguido "más que la oposición en los últimos 30 años", en alusión al PP andaluz. Eso sí, ha puntualizado que ese pacto que considera un "listón ético" puede ser enmendado por otros partidos, si lo desean, para mejorarlo.

Rivera tiene claro que, no sólo en Andalucía sino en todos los ámbitos en España, a partir de ahora no va a ser posible gobernar sin dialogar y ha dejado claro que él está dispuesto a hablar con todos. "No voy a criminalizar a nadie, cualquier votante de cualquier partido es mi compatriota", ha dicho.

"no me veo de presidente,

Pero aceptaría el reto"

No obstante, ha asegurado que no ve a su partido como un comodín que puede pactar con cualquiera, sino que será "el partido que va a reformar España". El líder de la formación naranja ha asegurado que lee las encuestas, pero no se las cree del todo. "No me veo de presidente del Gobierno pero si fuera así acepto el reto", ha asegurado.

En este sentido, ha subrayado que Ciudadanos no es "ni Podemos ni del PP" y que su ideología no es de derechas. Según ha dicho, él es progresista. Preguntado entonces por si sus propuestas económicas no son liberales, ha respondido: "Nos están zurrando por la derecha y por la izquierda, a lo mejor es que estamos centrados".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.