Pastelerías Mallorca ha iniciado su expansión internacional con la apertura el pasado martes de su primera tienda en Tokio, según ha informado la compañía en un comunicado.

En concreto, el establecimiento está ubicado en la estación de Futako-Tamagawa, una zona residencial y comercial que posee la mayor renta per cápita de Japón con un espacio de 300 metros cuadrados y con una decoración similar a la del Mallorca Market de la calle Génova.

Pastelerías Mallorca, que nació en 1931 con la apertura de un pequeño obrador en la calle Bravo Murillo, cuenta en la actualidad con 15 establecimientos en Madrid y prevé más aperturas en el país nipón para los próximos años.

El copropietario y responsable de producción de Pastelerías Mallorca, Miguel Moreno, ha explicado que la entrada en el mercado japonés es fruto de los "intereses comunes de la compañía y del inversor local relacionado con la hostelería".

"En Japón se valora mucho la artesanía, la tradición y el negocio familiar y además, el pan y la repostería están viviendo hoy en Japón el 'boom' que en España experimentó el sushi hace unos años", ha indicado.

En el local de Japón, Pastelerías Mallorca tendrá como producto estrella las ensaimadas, donde los clientes podrán degustar hasta ocho variedades diferentes del producto aunque también habrá panes artesanos, bollería variada, platos caseros como la tortilla de patatas, la paella o el salmorejo cordobés.

Se trata de la primera empresa que elabora ensaimadas en Japón y de una de las compañías pioneras en ofrecer servicio a domicilio en la capital nipona.