Unión, Progreso y Democracia (UPyD) defiende la devolución al Estado de las competencias sanitarias para poder reconstruir un sistema sanitario armónico en toda España. Así, considera necesaria una mayor colaboración entre las comunidades autónomas en materia de Sanidad para uniformar criterios y compartir procedimientos.

La formación magenta se plantea, asimismo, recuperar la vocación de universalidad del sistema sanitario público, revirtiendo la exclusión sanitaria a inmigrantes en situación irregular o cualquier otro colectivo, el desarrollo de una política de reordenación de recursos humanos basada en la población atendida, la demanda asistencial, y los estándares de tiempo establecidos por las sociedades profesionales.

Además, es necesario fomentar un uso racional de los medicamentos, potenciando la prescripción de genéricos y adaptando los blíster a los tratamientos y analizar e implementar medidas de control y eficiencia para la gestión del gasto farmacéutico y material hospitalario.

Programas formativos de control y de formación a nivel local para asegurar que los pacientes crónicos toman efectivamente la medicación y que la toman bien. Existen informes que muestran que hay enfermedades donde alrededor del 50% de los pacientes no saben o no toman la medicación.

Así se podría controlar las duplicidades en los tratamientos y controlar que se toma bien la medicación. El mayor gasto farmacéutico viene por enfermos crónicos, y a veces no hay que hacer grandes iniciativas, sino cosas más sencillas y efectivas.

Fomentar la utilización de la telemedicina y las tecnologías de la información y comunicación, la reactivación de la carrera profesional como un elemento de justicia entre profesionales, "que reconozca los verdaderos méritos personales y profesionales, no solamente primando el criterio de años trabajados", el desarrollo del Real Decreto 450/2005, de 22 de abril, sobre especialidades de enfermería, "que permita una total adaptación entre el puesto profesional que se ocupa y la capacitación de que se dispone, mediante una bolsa de trabajo para servicios especiales, donde para acceder se deba acreditar dicha capacitación, y todo ello con la máxima transparencia", son algunas de otras propuestas.

También crear un sistema integral y eficiente de información sanitaria entre los diferentes niveles asistenciales, el aumento de los recursos disponibles en Atención Primaria para potenciar su papel "como eje vertebrador y puerta de entrada y salida del sistema sanitario", mayor papel de la enfermería en el seguimiento de las patologías crónicas, prevención y promoción de la salud, la reducción de la burocratización de las consultas o el fomento del uso racional del medicamento primando el uso de genéricos y adaptación de los blíster a las necesidades de los tratamientos para evitar farmacopeas en los hogares.

Sugiere además la mejora de la dotación de las consultas de Urgencias de los centros de salud para que sean más resolutivos con el objetivo de disminuir el porcentaje de pacientes vistos en Urgencias de los hospitales que no precisan ingreso y reorganizar las direcciones asistenciales de la gerencia de Atención Primaria para que los centros de salud asociados a un mismo hospital dependan de la misma dirección asistencial.

También, revisar la actual Ley de Ordenación Farmacéutica de 1997 debido a su antigüedad y a la constante modificación de la misma. Modificar el baremo para el acceso a nuevas farmacias, la puesta en marcha de programas de atención integral a pacientes crónicos, personas mayores y dependientes y hacer cumplir el régimen de incompatibilidades de los profesionales sanitarios y el cumplimiento de horarios en los centros sanitarios.

Racionalización del gasto

Implantar principios rectores de racionalización del gasto, igualdad y equidad en las prestaciones a los pacientes en todas las comunidades autónomas, así como centralizar compras a nivel estatal para aprovechar economías de escala, según se desprende del programa electoral de la formación magenta al que ha tenido acceso Europa Press.

Otra de sus propuestas es impulsar la tarjeta sanitaria única en todo el Sistema Nacional de Salud, unificar los sistemas de historia clínica de Atención Primaria y hospitalaria de las distintas comunidades autónomas, los sistemas de receta electrónica y el calendario vacunal. Mientras esto se produce, "promoveremos acuerdos con las distintas CC.AA. para conseguir que las tarjetas sanitarias y los sistemas de historia clínica sean accesibles en cualquiera de ellas".

Propone también solicitar al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad la reintroducción en el calendario vacunal único de la vacunación contra la varicela y el neumococo con carácter universal a edad temprana, en línea con lo propuesto por las sociedades científicas y profesionales de la materia.

Incorporar también nuevas vacunas cuya utilidad y relación coste-beneficio esté avalada por la evidencia científica. Además de profesionalizar la gestión hospitalaria accediendo a dicho puesto "mediante criterios de mérito y capacidad", y su consiguiente "transparencia y publicidad" y el cumplimiento de la ley de plazos para intervenciones quirúrgicas, pruebas diagnósticas y primeras consultas, "procurando que se realicen dentro del sistema sanitario público".

UPyD también se propone la publicación periódica de las listas de espera diagnósticas y quirúrgicas, por centro y especialidad; del gasto real en los distintos capítulos del presupuesto, desglosado por centro y servicio, y en el caso del gasto farmacéutico desglosado por principio activo; la actividad realizada, los recursos materiales y humanos disponibles y que las derivaciones a la sanidad privada obedezcan a criterios de subsidiariedad y eficiencia en el uso de recursos públicos. Impulsar el desarrollo de una web de transparencia del sistema sanitario.

La elaboración de presupuestos sanitarios "realistas" que sean "un verdadero instrumento de gestión", el estudio de la derivación eficiente de pacientes desde la sanidad pública a la sanidad privada concertada para aquellos diagnósticos en los que dicha derivación aumente contrastadamente la eficiencia en el uso de recursos públicos y la descongestión de las listas de espera y la mejora de la coordinación entre los distintos centros sanitarios "facilitando la continuidad asistencial y el trabajo en red".

Consulta aquí más noticias de Murcia.