Rafael Simancas desvinculó este lunes su dimisión directamente a los malos resultados del PSOE en las pasadas elecciones municipales y autonómicas de Madrid. "La decisión ha sido mía, insisto, la decisión ha sido mía" dijo acompañado de su número dos, Antonio Romero.

Simancas explicó que dimitir fue su primera idea tras el recuento electoral y que en las últimas horas tomó la decisión de presentar finalmente la dimisión. Añadió que los cambios en el seno del PSM han de ser inmediatos.

Rafael Simancas anunció la creación de una comisión gestora en menos de 24 que regirá el PSM y que convocará un congreso extraordinario.

Seguirá de diputado en la Asamblea

Según dijo el ex secretario general del PSM "la renovación del PSOE no puede esperar". De sí mismo anunció que seguirá como diputado en la Asamblea y senador de España y "al servicio del PSOE y de los madrileños, que más temprano que tarde tendrán un gobierno del partido socialista y yo colaboraré a ello", añadió.

Insistió también en que él pidió la cita con el presidente Zapatero. Tras agradecer a la agrupación socialista, a la comisión ejecutiva federal, a Zapatero por su confianza y a José Blanco, le dio las gracias "a los militantes socialistas que me han apoyado y respetado y creo me han querido" y "sobre todo a la sociedad madrileña, por dejarme representarla en las instituciones". La comparecencia duró diez minutos.