Este lunes día 13 está previsto que un equipo especialista en epidemiología se desplace a Melilla para que proceda al análisis del centro de salud de Polavieja con el fin de hacer pruebas sobre la incidencia del amianto, según han informado a Europa Press fuentes sanitarias.

Esta llegada se va a producir a petición de la Dirección Territorial Instituto de Gestión Sanitaria (Ingesa) después de que se haya denunciado en el Juzgado que hasta 13 trabajadores en las tres últimas décadas hayan fallecido de cáncer y sospechen que lo hayan hecho por los efectos de este material de construcción existente en la cubierta del edificio.

Las citadas fuentes han explicado que los expertos realizarán distintos análisis, entre ellos "catas" en las tuberías de dicho centro sanitario, para ver los supuestos efectos del amianto y determinar si supone un riesgo para los trabajadores que "pasan siete horarios diarias en este edificio" explicaron.

Este ha sido uno de los compromisos de la Dirección Territorial del Ingesa en una reunión que ha mantenido el pasado viernes con los empleados del centro de salud de Polavieja, después de conocerse que un familiar de una auxiliar administrativa fallecida este mes de abril de cáncer a los 49 años de edad haya interpuesto una denuncia en el Juzgado, ante la sospecha de que pudo morir por los efectos del amianto.

La Dirección Territorial del Ingesa, dependiente del Ministerio de Sanidad, ha querido en cambio enviar inicialmente "un mensaje de tranquilidad a la plantilla y a los usuarios de ese centro" ya que, "tanto de la información existente de los casos como del conocimiento sobre los efectos nocivos del amianto, no se puede deducir una relación causa-efecto directa entre los mismos".

Los trabajadores, a pesar de este mensaje de tranquilidad, mantienen la concentración convocada ante las puertas del centro de salud el próximo día 22 a las 11,30 horas, hasta conocer el resultado del análisis del equipo especialista en epidemiología que está previsto que llegue este lunes, para proceder al análisis de la situación. Los empleados esperan que se conozcan cuánto antes los resultados de este análisis para tomar una determinación y ver si mantienen o no dicha protesta.

Consulta aquí más noticias de Melilla.