La Oficina Federal de lo Criminal (BKA), la policía federal germana, ha retirado o negado la acreditación para acudir a la cumbre del G8 en Heiligendamm a unos 20 periodistas, según denuncia este sábado el rotativo de izquierdas berlinés 'Junge Welt' y publica aporrea.org

'Motivos de seguridad', esa es la justificación que ha emitido la BKA para rechazar la concesión de la acreditación a unos 20 de los 4.700 periodistas del todo el mundo que han solicitado la documentación que les permitirá informar en directo sobre la cita, que los días 6 al 8 de junio, reunirá a los hombres más poderosos del planeta.

Entre ellos se encuentra un redactor del 'Junge Welt', un colaborador del diario también de izquierdas 'Die Tageszeitung' y una fotógrafa independiente alemana.

También se han visto afectados por el veto policial el redactor jefe de la edición polaca de 'Le Monde Diplomatique', Kamil Majchrzak, y un fotógrafo alemán del archivo de imágenes 'Umbruch'.

Acudir a la vía judicial

'Junge Welt', antiguo órgano de prensa de las Juventudes Socialistas en la extinta RDA, recomienda a los periodistas afectados acudir inmediatamente a la vía judicial para conseguir su acreditación.

En el caso de la fotógrada hamburguesa Marily Strux, su denuncia ante el tribunal Administrativo de Berlín tuvo éxito y el mismo día de su presentación los jueces ordenaron a la Oficina Federal de Prensa, responsable de la emisión de los carnés temporales, concederle el suyo para poder acudir a Heiligendamm.