Los trabajadores de los servicios auxiliares de los puertos andaluces gestionados de manera directa e indirecta por la Agencia Pública de Puertos de Andalucía (APPA) están llevando a cabo protestas en contra de una bajada de sueldos y para pedir que la Agencia, dependiente de la Consejería de Fomento y Vivienda, resuelva el concurso público, que quedó desierto.

Fuentes de CCOO han indicado a Europa Press que los empleados de cada puerto, que efectúan los trabajos de marinería, atraque y otros trabajos auxiliares, limpieza, reparaciones eléctricas y mantenimiento del puerto, están convocando sus acciones y movilizaciones, que ya comenzaron, y han precisado que se ven 24 puertos de la Junta afectados y 96 trabajadores en toda Andalucía. Asimismo, se está convocando una manifestación para dentro de diez o 15 días, que tendría lugar delante de la Consejería de Fomento y Vivienda.

CCOO lamentan que, mientras los trabajadores acuerdan movilizaciones, la Agencia responsable "plantea cerrar las instalaciones mientras se resuelve el concurso público para adjudicar el servicio de mantenimiento, tras quedar desierto el anterior", lo que conllevaría despidos, o bien rebajar el sueldo a la plantilla.

CCOO denuncia que los puertos gestionados, de manera directa e indirecta, por la Agencia Pública de Puertos de Andalucía "podrían quedarse sin servicios de marinería por una mala gestión de la entidad tras quedar desierto el concurso para la concesión administrativa del mantenimiento". Ante esto, los trabajadores reunidos en asamblea han acordado movilizaciones.

El sindicato indica que ha mantenido varias reuniones con la Agencia para dar una solución al problema y que los trabajadores puedan seguir prestando sus servicios en los puertos. A estas reuniones acudieron la dirección de la agencia, encabezada por el gerente de los puertos; representantes de la empresa concesionaria saliente, denominada Alvac, y responsables de UGT.

Según se trató en los encuentros, el contrato actual terminó el 30 de marzo y el concurso convocado para elegir a una nueva concesionaria, que debería empezar a prestar servicio una vez finalizado ese plazo, ha quedado desierto. El argumento empresarial es que "con la concesión pierde dinero, algo que plantean tanto Alvac, como la empresa que en principio resultó adjudicataria del nuevo contrato y acabó renunciando".

CCOO reivindica que los trabajadores "pasen a depender de la APPA hasta que se pueda poner en marcha un nuevo concurso, algo a lo que la Agencia se niega aduciendo impedimentos legales", un argumento que no convence al sindicato.

La agencia pública plantea que el nuevo concurso "se podría resolver en unos cuatro o cinco meses y la solución que trasladó en las reuniones "pasaría por cerrar los puertos durante ese tiempo, lo que conllevaría el despido de los trabajadores". Una vez pasado este tiempo, ya se vería que derechos tienen los trabajadores actuales respecto a la subrogación de los contratos con la futura concesionaria.

Otra solución que plantea es adecuar el coste de los servicios a la concesión actual durante esos cuatro o cinco meses con el compromiso que los trabajadores se reduzcan un 30 por ciento de sus salarios mensuales, según CCOO, que "no acepta esta reducción de salarios".

No obstante, el sindicato está solicitando reunirse con la Junta en ese sentido, algo que espera que se produzca pronto y se muestra dispuesto a escuchar las propuestas de la empresa y valorarlas para rubricar finalmente las propuestas que decidan los trabajadores. En todo caso, pide conocer las propuestas concretas de la empresa.

Por último, CCOO rechaza que la Agencia realice un concurso público en condiciones que no son atractivas para las empresas y le pide que suba el precio del contrato en lugar de rebajar los salarios y los derechos de los trabajadores.

Fuentes de CCOO han precisado que desde el día 1 de abril la empresa entregó un escrito diciendo que habían cesado los trabajadores que hay en todos los puertos de Andalucía titularidad, de forma directa o indirecta, de la APPA.

Postura de ugt

Por su parte, fuentes de UGT han lamentado que "el problema viene derivado de que el concurso salió con una dotación insuficiente para el numero de trabajadores que hay", por lo que quedó desierto, ante lo que la anterior concesionaria, Alvac, se comprometió a mantener el servicio "hasta que saliera una nueva licitación".

"El problema radica en que Alvac haría ese 'favor' pero no quería perder dinero y planteó una reducción salarial transitoria del 20 por ciento hasta que salga el concurso nuevo", han indicado fuentes de UGT a Europa Press, que han explicado que por ello estuvieron negociando, haciendo propuestas y medidas para minimizar dicha rebaja, de manera que "llegamos al 31 de marzo, último día para el acuerdo, con una reducción salarial que se ha concretado en un siete por ciento".

Fuentes de UGT han indicado que CCOO y otro sindicato han decidido no firmar, pero UGT sí, ya que "a nadie le gusta rebajas salariales pero menos nos gustan los despidos" y ha agregado que "además era algo transitorio, pues al final se habla de una rebaja del siete por ciento de reducción salarial, que durará unos cuatro meses".

No obstante, UGT pide a la Agencia Pública de Puertos que "dote económicamente el concurso lo suficiente para que no haya despidos" y ha insistido en que UGT "ha estado negociando hasta el último minuto la exigencia a la APPA para que dote al nuevo concurso en condiciones".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.