Los secretarios generales de COAG en España y en Asturias, Miguel Blanco y Mercedes Cruzado respectivamente, han alertado este lunes de la crítica situación que atraviesa el campo, de manera especial el sector lácteo debido al fin de las cuotas. Ambos han puesto de manifiesto el negativo efecto que esta medida supone para las ganaderías españolas y asturianas y han advertido del "durísimo proceso de reconversión que traerá el cierre paulatino de explotaciones".

"No es algo que vayamos a ver de hoy para mañana pero estamos seguros de que se dará un cierre progresivo de explotaciones sobre todo las de pequeño tamaño y asistiremos a una deslocalización de la producción láctea hacía las macroexplotaciones de Centroeuropa", ha indicado Blanco.

Ambos dirigentes, que celebraron una reunión de trabajo en Oviedo, han coincidido en señalar que el fin de las cuotas lácteas, treinta años después de su imposición, da un mayor control y posición de dominio a las industrias y deja aún más limitados a los ganaderos.

"Ahora es la industria quien decide cuánta leche recoge, a quien la recoge y a qué precio", ha dicho Cruzado, que ha asegurado que son los propios camiones de recogida los que trasladan a los ganaderos las nuevas condiciones contractuales, con precios "miserables" que están muy por debajo de los costes de producción. Además ha asegurado que ya hay dos casos en Asturias —un ganadero de Salas y otro de Villallón— en los que la industria no quiere recoger la leche producida.

"Ni siquiera los responsables se dignan a hablar con los ganaderos. Están utilizando estrategias para que los productores se vean obligados a modificar los contratos", ha dicho Cruzado, que ha indicado que en ocasiones llegan a ofrecer precios de 24 céntimos el litro.

ENDEUDAMIENTO

Desde COAG denuncian además la pérdida patrimonial que el fin de las cuotas lácteas supone para los ganaderos que han invertido cerca de 15.000 millones en estos años. Aseguran que a día de hoy, ya sin cuotas, hay explotaciones que siguen pagando los créditos que pidieron para poder comprar dichos cupos.

"Se nos animaba a comprar cuota y en la época en la que todavía producir leche daba alguna ganancia hemos invertido todo privándonos de muchas cosas en comprar una cuota láctea que ahora no existe", asegura Mercedes Cruzado.

Blanco ha insistido en que es "un auténtico engaño, falso e irreal" hablar de oportunidad para el sector con el fin del sistema de cuotas y ha destacado que los propios informes de la UE hablan de que se dará una sobre producción de leche en países como Francia u otros de Centroeuropa.

Por todo ello piden a las Administraciones que actúen y lo hagan con contundencia, vigilando el cumplimiento de los contratos lácteos e impidiendo que excepciones se conviertan en regla, como es la ruptura de los contratos anuales.

"Las Administraciones públicas tienen responsabilidades y desde COAG no renunciamos a seguir reclamando la necesidad de regular la producción de leche y los mercados", ha insistido el secretario general de COAG, que además del correcto cumplimiento del contrato lácteo ha exigido un plan de control coordinado entre el Ministerio y las comunidades autónomas que evite la extorsión y los abusos por parte de las industrias que sufren los ganaderos.

Consulta aquí más noticias de Asturias.