La Hermandad de Cofradías Penitenciales ha realizado un balance positivo balance de la actual Semana Santa en la que únicamente una procesión, la de La Piedad, tuvo que suspenderse a consecuencia del mal tiempo.

En total, doce de las trece procesiones que estaban programadas pudieron salir salvo la Procesión de la Piedad, que organiza la Cofradía de la Merced, el Martes Santo, que tuvo que suspenderse debido a la lluvia, ha informado la Hermandad de Cofradías Penitenciales.

El Deán de la Catedral de Santiago de Bilbao, Luis Alberto Loyo, ha subrayado además la "experiencia intensa del acompañar a los pasos y la vivencia de las cofrades" de su primera Semana Santa Bilbaína como recién nombrado Consiliario Diocesano para las Hermandades y Cofradías de Bizkaia.

"Las procesiones sumadas a la liturgia constituyen un plus que enriquece la vivencia cristiana de la Semana Santa y que se consigue gracias a la sencillez y el testimonio de los cofrades que proclaman su fe por la calle ante el mundo", ha valorado.

De esta Semana Santa 2015 ha destacado particularmente la Procesión del Silencio, en la madrugada del Viernes Santo, con "un silencio que se oye", un "silencio imponente" que mueve a la meditación y a la oración. Una procesión llevada con "seriedad, silencio y contemplación".

Asimismo, la Cofradía de Nuestra Señora de Begoña, la Cofradía de la Pasión, la Cofradía de la Santa Vera Cruz y la Cofradía de la Santa Eucaristía han "consolidado" en sus procesiones el llevar a hombros algunos de sus pasos. La Cofradía de Nuestra Señora de Begoña fue la primera en iniciar este movimiento en 1997 y todos sus pasos son portados a hombros.

La Cofradía de la Santa Eucaristía, que en años anteriores había realizado diversos ensayos sacando a hombros la imagen de Jesús atado a la columna, estrenó por fin sus nuevas andas el pasado sábado 28 de marzo, que permiten tanto llevarlo a ruedas como portarlo a hombros.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.