Las departamentales aúpan al centro-derecha de Sarkozy y castigan al Gobierno francés

  • Las primeras proyecciones de voto han apuntado la alianza de centro-derecha tendrían la mayoría en entre 66 y 70 de los 101 departamentos de Francia.
  • El Partido Socialista y sus aliados serían mayoría en entre 27 y 31 departamentos, perdiendo entre 26 y 30, y el Frente Nacional obtendría entre 0 y 2.
  • El primer ministro francés, Manuel Valls, ha reconocido la amplia victoria del centro-derecha y el "franco retroceso" de las fuerzas de izquierda.
  • El presidente de la conservadora UMP, Nicolas Sarkozy, consideró que la victoria alcanzada es consecuencia del "masivo rechazo a Hollande".
El expresidente francés Nicolas Sarkozy.
El expresidente francés Nicolas Sarkozy.
Julien Warnand / EFE

El partido conservador Unión por un Movimiento Popular (UMP) del expresidente Nicolas Sarkozy y sus aliados de centro han sido los grandes vencedores de la segunda vuelta de las elecciones departamentales francesas de este domingo.

Las primeras proyecciones de voto han apuntado que tendrían la mayoría en entre 66 y 77 de los 101 departamentos en los que está divida Francia, según Le Figaro.

El Partido Socialista y sus aliados serían mayoría en entre 27 y 31 departamentos, perdiendo entre 26 y 30, y el Frente Nacional obtendría entre 0 y 2.

El primer ministro francés, Manuel Valls, ha reconocido la amplia victoria conseguida por el centro-derecha y el "franco retroceso" de las fuerzas de izquierda.

Al mismo tiempo, dijo que sus llamamiento a la "movilización republicana" en contra del ascenso del ultraderechista Frente Nacional (FN) —en los que ha volcado su campaña— "han sido escuchados por los franceses", aunque consideró que pese a todo el resultado de la formación de Marine Le Pen ha sido "demasiado elevado".

"Con su voto e incluso con su abstención, los franceses han vuelto a expresar sus expectativas, su cólera, su cansancio ante una vida cotidiana demasiado difícil", aseguró el jefe del Ejecutivo, quien dijo haber escuchado su mensaje y su "exigencia de resultados concretos".

Mientras el presidente de la conservadora Unión por un Movimiento Popular (UMP), Nicolas Sarkozy, consideró que la victoria alcanzada es consecuencia del "masivo rechazo a las políticas del presidente (François) Hollande".

El exmandatario francés aseguró que el centro-derecha francés nunca había conseguido la victoria en tantos departamentos desde la instauración de la V República ni la mayoría gubernamental había cedido tantos feudos.

La participación ha rondado, a falta de confirmación oficial, el 50%, algo superior a lo esperado y por encima de la segunda ronda de las departamentales de 2011.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento