Los mariscadores de Ferrol acordaron hoy aplazar hasta el domingo las protestas por el encarcelamiento de patrón mayor de la Cofradía de Ferrol, Bernardo Bastida, que ayer ingresó en prisión, imputado por el bloqueo de la ría, que retrasó el atraque del segundo metanero con destino a Reganosa , el martes.

En una asamblea celebrada a primera hora de esta mañana, los mariscadores hicieron un llamamiento a la calma y decidieron retrasar las protestas hasta el domingo 3 de junio, día en el que tendrá lugar una movilización en el puerto de Ferrol, convocada por el Comité Ciudadano de Emergencia por la Ría, para reclamar el traslado de la planta de gas de Reganosa de Mugardos.

Un grupo de cuatro mariscadores asistió esta mañana a un pleno ordinario, convocado por el gobierno local en funciones de Ferrol que preside el popular Juan Juncal para aprobar asuntos de trámite, con la intención de dialogar con los grupos políticos y reclamar una mesa de negociación que trate el asunto de Reganosa con todas las partes implicadas.

Los mariscadores exigen, como condición para la negociación, que el patrón del pósito ferrolano, Bernardo Bastida, sea el interlocutor.

El juez ordenó ayer el ingreso en prisión provisional y sin fianza para Bastida, imputado por coacciones, amenazas, desórdenes públicos y desobediencia a la autoridad, si bien el abogado del Comité, Víctor Manuel López, señaló que celebrará una nueva vista en el plazo de 72 horas.

Finalmente, no pudieron intervenir en el pleno, pero minutos después iniciaron una ronda de contactos en el Ayuntamiento ferrolano con los portavoces de varios grupos políticos del municipio que se prolongará a lo largo de la mañana.

Hasta el momento los mariscadores se reunieron con la responsable de IU-EU, Yolanda Díaz, que apoya a este colectivo en su reivindicación del traslado de la ubicación de la planta regasificadora de Mugardos, y con el responsable local del BNG Xuan Soxé Pita