Guardas del Medio Natural y agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Oviedo han retirado este jueves a un lobo muerto que había sido colgado colgado con una cuerda de una señal de tráfico en una carretera de Lena y han iniciado una investigación para localizar a los autores.

El animal, colgado por la cabeza, fue localizado colgado en una zona entre las carreteras LN-6 y LN-8. El lobo presentaba un orificio de bala en el cuello.

El ejemplar fue entregado a las 10.00 horas al personal de la Consejería de Agroganadería del Gobierno asturiano, según han confirmado a Europa Press fuentes de la Guardia Civil.

Hasta el momento no ha trascendido la autoría ni los motivos que han podido llevar a alguien a realizar esa acción con el animal muerto. Precisamente este miércoles el Consejo de Gobierno del Principado de Asturias ha aprobado el nuevo Plan de Gestión del Lobo con el que busca conservar la especie y realizar una gestión favorable a los intereses de los ganaderos. Una de las novedades del Plan es que en las reservas regionales de caza se podrán abatir ejemplares de lobo en las cacerías legalmente autorizadas de otras especies.

Consulta aquí más noticias de Asturias.