El Puesto de Inspección Fronteriza (PIF) del Puerto cuenta desde el pasado lunes con una nueva veterinaria que reforzará la plantilla para hacer las inspecciones pertinentes a la mercancía. Además, otras ocho personas se incorporarán en las próximas fechas para conseguir que el PIF pueda llevar adelante su labor sin retrasos por el cada vez más creciente tráfico de mercancías.