Limpian la aguas del puerto y sacan 130 carros del súper
Los operarios retiraron ayer vallas de obras. (Francisco González)
El fondo marino puede convertirse en una verdadera caja de sorpresas, sobre todo por la basura y restos de cachivaches que pueden acumularse bajo sus aguas.

Un claro ejemplo de ello es el puerto de Alicante, en concreto en el muelle de Levante.

Allí, una empresa que se encarga del dragado y limpieza de los fondos marinos ya ha retirado en un día 130 carritos de supermercado (algunos de ellos llevaban sumergidos más de un año), 25 papeleras metálicas, 20 bancos de madera, diez señales de tráfico o cinco cochecitos de bebé, entre otros residuos.

También se han encontrado otros restos como "porras de la Policía, jarrones, mochilas, brújulas y preservativos", según han explicado trabajadores de la empresa que se encarga del acondicionamiento de las aguas y lodos del puerto.

El dragado de los fondos, que realiza otra empresa, impidió ayer que las embarcaciones de recreo pudieran navegar durante toda la mañana.

Y el material retirado (carritos, papeleras, bancos, vallas...) se entregó a un chatarrero del Pla de la Vallonga.

Hoy seguirá la limpieza.

"Todo material de hierro en contacto con el agua salada empieza a corroerse a los diez días, y se forma la primera pigmentación. Por el grosor de las capas podemos determinar que la mayoría de los carritos han estado en el fondo 14 meses", han dicho las mismas fuentes.

Ni cangrejos ni posidonia

En las paredes de los muelles del puerto de Alicante, han comentado trabajadores de la empresa de limpieza de sus fondos, hay poca vida animal, según se ha observado ahora durante estas tareas de limpieza.

"Sólo hemos encontrado iliseras (un tipo de pescado); no hay cangrejos, así como tampoco hay plancton ni posidonia alguna", han relatado los trabajadores que han descendido al fondo del puerto, una oportunidad poco frecuente, a tenor de la falta de limpieza.