Pese a las promesas, los países ricos cada vez ayudan menos a África

Los más pequeños, los peor parados en África. (ARCHIVO)
Los más pequeños, los peor parados en África. (ARCHIVO)

Pese a las promesas de aumentar fuertemente la ayuda, las naciones ricas han recortado sus contribuciones a África e ignorado sus compromisos de mejorar las condiciones comerciales del continente, de acuerdo con un estudio dado a conocer este martes.

Según African Monitor, una organización independiente creada en 2005 para evaluar el cumplimiento de las promesas hechas por los países industrializados del Grupo de los Ocho, los ingresos reales por ayuda al continente comenzaron a decaer desde 2006.

Los donantes que han prometido duplicar su ayuda al continente están incumpliendo su promesa. Se espera que en 2007 y 2008 la ayuda caiga incluso más
"Los donantes que han prometido duplicar su ayuda al continente están
incumpliendo su promesa. Se espera que en 2007 y 2008 la ayuda caiga incluso más", dijo el fundador de African Monitor y arzobispo anglicano de Ciudad del Cabo, Njongonkulu Ndungane, en una conferencia de prensa.

Más palabras

Este informe llega mientras los países del G8 prometen, nuevamente, que pondrán a África en la agenda en su encuentro anual en Alemania el próximo mes, y cuando el primer ministro británico, Tony Blair, comienza un recorrido de despedida en el continente.

En una cumbre del G8 durante 2005 en Escocia, Blair anunció el compromiso de los líderes mundiales de duplicar la ayuda al desarrollo de África para 2010, así como estimular el acceso del continente a los mercados, particularmente en agricultura.

Ndungane dijo que un estudio detallado muestra que las promesas de las naciones ricas han terminado siendo falsas.

Excluyendo el alivio de la deuda, el desarrollo oficial de asistencia a África de parte de 22 países ricos miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) cayó desde 106.000 millones de dólares en 2005 a 103.000 millones en 2006, según el estudio.

Además, la ayuda monetaria de la OCDE cayó desde una media del 0,33 por ciento del Producto Interior Bruto en 2005 al 0,3 por ciento en 2006, a pesar de las promesas del G8 de aumentar los presupuestos de asistencia para el desarrollo a 0,7 por ciento del PIB de cada país para 2015.

El informe de African Monitor dice que el 55% de la ayuda global a África fue destinado

sólo a 10 países, motivado por intereses estratégicos más que humanitarios de parte de Occidente.

Entre los principales beneficiados se encuentran Etiopía, Sudán y la República Democrática del Congo, además de Nigeria, fuente clave de petróleo para muchas economías ricas.

Lesotho, una de las naciones más pobres de África, se encuentra entre las naciones que menos ayuda reciben, añadieron.

"Si los países del G8 son serios, deberían dejar caer los subsidios, los aranceles y crear un acceso al mercado para África", dijo Ndungane.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento