Vuelve 'El príncipe de Bel-Air', la serie que convirtió al rapero Will Smith en estrella de la televisión

Will Smith posa junto al actor Joseph Marcell en una imagen promocional de la serie 'El Príncipe de Bel-Air'.
Will Smith posa junto al actor Joseph Marcell en una imagen promocional de la serie 'El Príncipe de Bel-Air'.
Paramount Channel

Hasta 1990, Willard Carroll Smith era un rapero de éxito en Estados Unidos, donde ganó un Grammy con su grupo DJ Jazzy Jeff & The Fresh Prince. Pese a la buena salud de su carrera musical, sus problemas con el fisco le dejaron a finales de los ochenta al borde de la ruina. Entonces llegó a sus manos el proyecto de El príncipe de Bel-Air. Y, con él, su primer papel protagonista en una serie de alcance internacional a la vez que una solución para sus problemas económicos.

La serie catapultó a la fama a este rebautizado Will Smith. El proyecto con el que triunfó consistía en una comedia de situación de la NBC, un formato que vivió en los noventa uno de sus mayores auges. Además, estaba protagonizada por una clase media-alta afroamericana, un hecho no tan habitual en la pequeña pantalla.

Will Smith interpretaba en ella a un muchacho humilde de Filadelfia a quien su madre enviaba a vivir con unos parientes acaudalados en el exclusivo barrio de Bel-Air, en Los Ángeles. Los episodios más disparatados giraban en torno al proceso de adaptación de este joven de barrio, payaso, callejero y ligón, a su nueva vida sofisticada en la casa de su tío, un reputado abogado.

La serie, que se estrenó en 1990 y duró seis temporadas, pronto se convirtió en una referencia mundial, dejando a su término toda una ristra de recuerdos y chistes para la posteridad como los bailes anacrónicos —e ultraflexibles— del primo de Smith en la ficción, Carlton (Alfonso Ribeiro), la coquetería afectada de Hillary o, sobre todo, las ocurrencias de Will, con sus chaquetas chillones puestas del revés, sus bailes urbanos y sus por entonces innovadores y exagerados saludos callejeros que incluían el choque de puños y un meneo lateral.

Ahora, cuando quedan pocos meses para que se cumpla el 25 aniversario del nacimiento de la serie, la peculiar familia de Bel-Air vuelve a la pequeña pantalla con una edición remasterizada.

Desde este martes, y de lunes a viernes a las 14.00, se podrán seguir sus aventuras y desventuras en el canal de cine en abierto Paramount Channel. Una serie para nostálgicos que tiene como reto conquistar a las nuevas generaciones.

'Morcillas' y guiños

Además de la comicidad de los guiones originales, la versión doblada al español incluyó varios guiños locales gracias al equipo de traducción. Así, fue posible escuchar a Will Smith hablar, en ocasiones, con acento andaluz, utilizar palabras como 'pisha' o emular a Chiquito de la Calzada. La audiencia también se sorprendió ante el hecho de que los personajes de la serie conocieran a la periodista María Teresa Campos (a quien se hacía referencia cuando, en su versión inglesa, la producción hacía mención a la presentadora estadounidense Oprah Winfrey), El gran juego de la oca que presentaba, por entonces, Emilio Aragón o una supuesta cita de Camilo José Cela ("Mándala a la mierda"), que se utilizó para sustituir otra del aquí menos conocido rapero LL Cool J.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento