El Gobierno de Polonia está dando los primeros pasos para atajar la que considera propaganda homosexual a través de la pequeña pantalla, y ha comenzado examinando a Tinky Winky y los otros Teletubbies.

Hay preocupación por si el programa promueve la homosexualidad
Ewa Sowinska, defensora de los derechos de los niños designada por el Gobierno, dijo a una revista local publicada el lunes que estaba preocupada por la posibilidad de que el popular programa infantil de la BBC promoviera la homosexualidad.

Añadió que pedirá asesoramiento a los psicólogos para comprobar si ese es el caso.

No es la primera vez que critican a Tinky Winky

En comentarios que recuerdan las críticas del difunto evangelista estadounidense Jerry Falwell, dijo: "Me di cuenta de que (Tinky Winky) tenía un bolso de señora, pero no de que era un chico".

"Al principio pensé que el bolso era algo que llevaba. Luego supe que podía tener un componente homosexual", añadió.

El Gobierno conservador de Polonia ha molestado a los grupos de derechos humanos y generado críticas en la Unión Europea por su aparente discriminación contra los homosexuales .

Diez años con los "Teletubbies"

El ministro de Educación polaco, Roman Giertych, ha propuesto leyes para despedir a los profesores que promuevan un "tipo de vida homosexual" y la "agitación homosexual" en los colegios.

El programa, que ha cumplido diez años de vida, reúne a cuatro personajes de colores brillantes que han logrado el favor de los niños de todo el mundo. En el pasado se convirtió en objetivo de grupos religiosos conservadores cuando Falwell sugirió que Tinky Winky podría ser homosexual.