Mayoría aplastante de Aguirre

  • La presidenta obtuvo 67 escaños, diez más que en las elecciones de octubre de 2003.
  • El PSOE se descalabra: pasa de 45 diputados a 42.
  • "Lo siento mucho", dice Simancas.
  • IU "se consolida", según Sabanés. Pasa de 9 a 11 parlamentarios y gana votantes.
La candidata a la reelección por el Partido Popular a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, durante la rueda de prensa que ha ofrecido tras conocer su victoria en (EFE/ Zipi)
La candidata a la reelección por el Partido Popular a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, durante la rueda de prensa que ha ofrecido tras conocer su victoria en (EFE/ Zipi)
EFE/ Zipi

Esperanza Aguirre se convirtió ayer en la candidata más votada en la historia de la Comunidad de Madrid.

Para mí es un motivo de alegría inmensa. Gobernaremos para todos y con todos. Gracias"
Fue una victoria aplastante y sin miramientos. Aguirre arrasó, literalmente: al cierre de esta edición, y con el 99,4% de los votos escrutados, la candidata del PP y actual presidenta había conseguido
67 escaños, diez más que en las elecciones de octubre de 2003, y había obtenido el 53,26% de los votos, frente al 48,48% de los comicios anteriores.

"Para mí es un motivo de alegría inmensa. Gobernaremos para todos y con todos. Gracias, muchísimas gracias", dijo ayer una exultante Aguirre al declararse ganadora absoluta a las 22.50 horas y comparecer en el balcón de la sede del PP en la calle Génova. Allí todo fueron risas y emoción incontenible. Y no era para menos.

El PP pasó de 1.346.588 votantes a 1.567.262 a falta del escrutinio final. Gracias al también aplastante triunfo de Ruiz-Gallardón en las municipales, el PP, con Mariano Rajoy a la cabeza, vivió los resultados de ayer como un anticipo de la victoria en las generales de 2008.

Simancas: "Lo siento y gracias"

La otra cara de la moneda cayó del lado del PSOE. "Lo siento , lo siento profundamente, lo siento de veras", dijo un apesadumbrado Rafael Simancas ante un grupo de simpatizantes tras conocer el resultado.

Sus palabras resumen bien la debacle del partido, que, a pesar del aumento de escaños (se ha pasado de 111 a 120), perdió tres diputados.

Pasó de 45 a 42, y arañó casi seis puntos porcentuales menos de votos que en 2003: del 39% de los sufragios se quedó en el 33,49%.

El número de votantes también invitaba al desánimo. El PSOE obtuvo 985.356 votos; es decir, 97.849 menos que los 1.083.205 que logró en octubre de 2003, cuando se repitieron las elecciones tras la traición de dos de sus diputados en la investidura.

Más satisfecha estaba Inés Sabanés, la candidata de Izquierda Unida a la Comunidad. Su formación obtuvo dos escaños más, de 9 a 11, y subió también en porcentaje de votos (8,9% frente al 8,5% de 2003) y en electores: de 236.013 a 261.818. Sabanés se declaró "optimista".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento