Récord de abstención en Barcelona al no ir a votar la mitad de los ciudadanos
La candidata de C’s, ayer, ejerciendo el voto (Toni Garriga/EFE).

Si la participación en Catalunya se ha situado 6,8 puntos por debajo de la media española, en la ciudad de Barcelona se ha dado un paso más allá. Sólo fue a votar un 50,39% del censo. La abstención del 49,61% es un récord.

El conseller de Governació, Joan Puigcercós, reconoció que la baja participación debe acarrear una "autorreflexión".

Para el Govern, se explica por la acumulación de comicios (referéndum para el Estatut el 18 de junio, autonómicas el 1 de noviembre y municipales de ayer).

Además, en Catalunya no hay autonómicas, al igual que en Euskadi, Galicia y Andalucía; sólo se vota para los consistorios. Pese a ello, Sevilla (45,4%), Santiago (39,8%) y Vitoria (37,7%), las capitales de las otras autonomías que no votaron a su Parlamento, registraron menor abstención que Barcelona.

Puigcercós aludió al "hecho diferencial": Catalunya siempre registra una abstención mayor que el resto de autonomías.

Y desde el Gobierno español se llegó a achacar a las retransmisiones deportivas.

Éstos han sido los comicios municipales con menor participación. La siguiente más baja fue en 1999, con un 48,47%.

Ninguna elección autonómica, municipal o a Cortes en la ciudad ha registrado una participación menor.

Habría que mirar al referéndum del Estatut de Catalunya (51,15%).

Fuera del Ajuntament

Ciutadans (23.601 votos) no entrará en el Ajuntament . Se queda con un 3,88% y pierde fuelle respecto al 1-N, cuando obtuvo el 4,51%.

Els Verds y el PACMA se quedaron con menos del 1%. El partido Azul, creado por el hundimiento del Carmel, no pasó de 565 votos.