Dos de los detenidos en la provincia de A Coruña por detención ilegal de indigentes pasan esta tarde a disposición judicial, según ha informado el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG). En esta operación, se detuvo a cuatro miembros de una misma familia, naturales de España y Portugal.

En concreto, según la Policía, estas personas eran obligadas a trabajar "durante jornadas maratonianas construyendo edificaciones ilegales, recogiendo leña o ejerciendo la mendicidad" y que, al finalizar el día, "eran confinados en barracones y caravanas ubicados en fincas apartadas de núcleos de población".

Las investigaciones se iniciaron tras recibir una denuncia por parte de una de las víctimas, que pudo pedir auxilio tras estar 14 días retenida.

Esta persona indicó a los agentes que había más personas en la misma situación y aportó una descripción del lugar donde había estado confinado, una finca aislada de núcleos de población en zona rural del Lugar de Rumbo-Ledoño del municipio de Culleredo, en A Coruña.

REGISTRO

Con los datos aportados por el denunciante, se desarrolló un dispositivo en el que se llevó a cabo un registro del lugar, localizando a otras dos víctimas en una finca anexa, "que se hallaban allí contra su voluntad obligados a trabajar en régimen de esclavitud".

Los arrestados son propietarios y vecinos de las fincas donde se encontraban las víctimas, ubicadas en asentamientos chabolistas. Algunos de los perjudicados eran engañados inicialmente con la promesa de trabajar en ferias, pero después pasaban a estar contra su voluntad, recibiendo agresiones físicas y amenazas de muerte si intentaban escapar.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.