La Guardia Civil ha imputado a un hombre de 46 años, identificado como AS.T. y de nacionalidad rumana, como presunto autor de un delito contra la seguridad vial por "conducir un vehículo bajo la influencia de bebidas alcohólicas" cuando circulaba por la Autovía A-2 sentido Madrid, conduciendo un camión articulado, pues superó en más de seis veces el límite de alcoholemia permitido.

En nota de prensa, la Delegación del Gobierno ha explicado que los hechos ocurrieron el pasado martes, a la altura del kilómetro 107 de la Autovía A-2 (Madrid-Fornells de la Selva), en término municipal de Mirabueno, al observar una patrulla del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Sigüenza que este conductor no hacía uso del cinturón de seguridad, motivo por el que procedieron a su parada para la confección del correspondiente boletín de denuncia.

Los agentes, al identificar al conductor, detectaron que presentaba síntomas evidentes de hallarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas, por lo que se le realizó la prueba de impregnación alcohólica, mediante aire espirado.

tras ser sometido a las dos pruebas reglamentarias, el conductor arrojó un resultado positivo de 1,04 y 1,02 miligramos de alcohol por litro de aire espirado rebasando, por tanto, en más de seis veces el límite permitido para los conductores de este tipo de vehículos.

Consulta aquí más noticias de Toledo.