Unos 200 militantes y simpatizantes socialistas aguardan en la sala de columnas del Círculo de Bellas Artes, en un ambiente de decepción y tristeza, la comparecencia de sus candidatos a la presidencia y la alcaldía de Madrid, Rafael Simancas y Miguel Sebastián.

Dos horas después de que el vicesecretario general del Partido Socialista de Madrid, Antonio Romero, se dirigiera por dos veces a los medios de comunicación con pronósticos optimistas y desconfiados de los sondeos a pie de urna, ningún dirigente socialista ha ofrecido valoración alguna acerca de los resultados de escrutinio en la región.

Los comentarios autocríticos cunden por los corrillos de la sala, en los que destaca la ausencia de miembros de ambas candidaturas, reunidos en un piso superior a la espera de que finalice la comparecencia del secretario de Organización del PSOE, José Blanco, para dar las primeras explicaciones.