La Unidad de Cuidados Paliativos Pediátricos de Mallorca abre una nueva consulta en el Hospital Comarcal de Inca con la finalidad de atender a los niños del Sector Sanitario de Tramuntana que requieran cuidados paliativos, con lo que se reducirá la distancia en los desplazamientos y, consiguientemente, mejorará su calidad de vida, pues hasta ahora estos pacientes pediátricos incurables y sus familiares eran atendidos en la consulta externa ubicada en el Hospital Universitario Son Espases.

La apertura de esta nueva consulta supondrá, pues, una gran ventaja por su proximidad para los pacientes, según ha informado el Govern en un comunicado.

Está previsto que la consulta se sitúe concretamente en las instalaciones de la Unidad Básica de Salud de So na Monda, en Inca. Estará a cargo de la especialista en pediatría del Hospital Comarcal de Inca que también forma parte de la Unidad de Cuidados Paliativos de Mallorca —ubicada en Son Espases—, María García de Paso, y además contará con una enfermera del propio Hospital.

Atención integral

En cuanto a los servicios que ofrece esta Unidad, cabe destacar que contribuirá a mejorar la calidad de vida de los pacientes por medio de la atención domiciliaria; es decir, se atenderá a los niños enfermos en su entorno y, así mismo, se dedicará tiempo a las necesidades de su círculo familiar, con lo que se conseguirá una atención integral: física, emocional, social y espiritual.

En cuanto a la atención física, se tratará el dolor como el síntoma principal que presentan muchos de los niños, además de otras molestias, como la rigidez, el insomnio o el estreñimiento. Por otro lado, el equipo de enfermería instruirá a las familias en el cuidado del niño.

También se trabajarán las necesidades emocionales de los padres o cuidadores y de los hermanos del paciente proporcionándoles atención psicológica. Por lo que respecta a la esfera social, se intentará normalizar la vida del paciente en la medida de lo posible promoviendo su integración social, la interacción con sus iguales y la escolarización en los casos en que sea posible.

Finalmente, cuando la enfermedad llegue a la fase terminal, se acompañará al paciente y a sus familiares durante todo el proceso y se les ofrecerá la posibilidad de quedarse en casa hasta el momento del desenlace e incluso de fallecer ahí si lo prefieren.

Posteriormente, la psicóloga continuará con la atención de los familiares durante el tiempo que dure el duelo.

En cambio, los pacientes que no requieren una asistencia domiciliaria porque su enfermedad está en una fase más estable (nivel 2 de atención paliativa) serán atendidos en Consultas Externas; es decir, que con la nueva consulta serán tratados en el Hospital Comarcal de Inca y ya no tendrán que desplazarse al Hospital Universitario Son Espases.

Hay que recordar que la Unidad de Cuidados Paliativos Pediátricos de Mallorca, de la cual depende esta nueva consulta del Sector Sanitario de Tramuntana, está formada por un equipo transdisciplinario compuesto por un pediatra y una enfermera del Hospital Universitario Son Espases y una psicóloga del Equipo de Atención Psicosocial de la Obra Social "la Caixa" del Hospital Sant Joan de Déu.

Desde principios de 2015, esta Unidad se ha reforzado con el apoyo de una pediatra del Hospital Comarcal de Inca un día a la semana y una segunda enfermera de pediatría en régimen de media jornada.