Bush durante su discurso
Bush durante su discurso (LARRY DOWNING / REUTERS). LARRY DOWNING / REUTERS
El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, ha asegurado que el próximo verano "será crítico" en Irak y dijo que hay que esperar que se produzcan "fuertes enfrentamientos" en ese país durante las próximas semanas.

En una conferencia de prensa celebrada en la Rosaleda de la Casa Blanca, Bush agregó que este verano "será crítico para la nueva estrategia en Irak" y recordó que los iraquíes están saliendo de "años de dictadura" y por tanto, la situación allí no puede ser fácil.

"Hay que esperar más bajas, tanto de EEUU como de iraquíes", dijo el presidente, quien rehusó pronunciarse respecto a cuándo se podría empezar a pensar en el regreso de las tropas a Estados Unidos.

La presencia de EEUU en Irak

Asegura que si los iraquíes no quisieran que EEUU estuviera allí, se irían
El presidente insistió en que su país está en Irak porque así lo quiere el gobierno iraquí, y aseguró que si los iraquíes no quisieran que EEUU estuviera allí, "nos iríamos, pero los resultados serían catastróficos".

Bush anticipó que los enfrentamientos se acrecentarán en Irak durante los próximos meses porque los soldados allí destinados empezarán a entrar en zonas nuevas, donde se producirán altercados.

También explicó que el jefe de las tropas de EEUU en Irak, el general David Petraeus, le informará sobre los primeros resultados de la nueva estrategia en Irak a finales del verano, en septiembre.

La nueva estrategia de EEUU en Irak

"Me gustaría que estuviéramos en una configuración distinta en algún momento en Irak", pero no habrá progresos hasta que "no se tome el control de la seguridad" en Bagdad, dijo el gobernante, que añadió que la victoria en Irak llegará cuando "el país sea estable".

"Es mejor combatir al enemigo allí que aquí"

El presidente insistió en la amenaza que representa para EEUU la red terrorista Al Qaeda, y aseguró que los informes de inteligencia que maneja Washington son claros y que la amenaza persiste: "Es mejor combatir al enemigo allí que aquí", dijo Bush en un nuevo intento de vincular la guerra en Irak a la guerra global contra el terrorismo que libra EEUU tras los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Respecto a los dos soldados que permanecen desaparecidos en Irak, el presidente aseguró que no se escatimarán esfuerzos para encontrarlos.