170 alicantinos permanecieron ayer durante más de tres horas en la estación de trenes de Albacete y tuvieron que ser reconducidos en autobús hasta Madrid por las fuertes lluvias acaecidas en Toledo y Albacete.

Salieron a las 16 h desde Alicante y preveían hacer transbordo en Alcázar de San Juan y Ciudad Real porque el temporal de hace dos días había inundado algunas vías.

Sin embargo, la interrupción de un segundo tramo de red ferroviaria entre Alcázar de San Juan y Marañón obligó a Renfe a suspender su plan alternativo de transporte. 20 minutos habló con Mercedes y Francisco, que viajaban en ese convoy ayer.   Hubieran preferido volver a casa, pero no les quedó otro remedio que esperar durante horas un autobús.Otros pasajeros tenían citas médicas y reuniones que tuvieron que aplazar.

Durante todo el día hubo retrasos de hasta cinco horas y la  A-3 estuvo cortada 12 horas entre Arganda del Rey y Perales de Tajuña (Madrid) al volcar un camión.

Venía de Murcia y descarrila

La circulación ferroviaria se normalizó ayer en la vía férrea que une las localidades Murcia y Alicante, después del descarrilamiento de dos tolvas de un tren de mercancías. Este suceso obligó a Renfe a trasladar en autobuses a unos 3.200 viajeros de un total de 34 trenes, de cercanías, media y larga distancia.